Quantcast
El tiempo en: Almería
Martes 04/10/2022
 

Almería

Condenado por intentar matar de un volantazo a su pareja

Provocando de esta forma que impactase contra unos pilares

Publicidad Ai
  • Audiencia Provincial de Almería.

La Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Almería ha impuesto una pena de cinco años de prisión a un hombre que intentó acabar con la vida de su pareja al agarrar el volante del vehículo que ésta conducía por una autovía, provocando de esta forma que impactase contra unos pilares.

La sentencia, dictada por conformidad y a la que ha tenido acceso Efe, señala que el ahora condenado mantuvo con la víctima una relación de pareja "análoga a la conyugal" de forma intermitente durante catorce años.

De esta forma, sobre las 15:00 horas del 25 de agosto de 2019, ambos se encontraban en el interior del turismo del padre de la mujer, con ella al volante, circulando por la autovía A-7 en dirección a Málaga.

En ese momento el hombre comenzó a discutir con "gran agresividad" con la víctima recriminándole que lo había "abandonado" dos días antes.

El hombre tiró varios CD del vehículo, le lanzó un puñetazo a la cara y le quitó y fracturó el teléfono móvil, intentando en varias ocasiones tirar de la palanca del freno de mano.

Así hasta que al llegar a la salida 452 de la autovía A-7, con el "propósito de acabar con la vida" de la víctima, "cogió fuertemente el volante del vehículo, perdiendo aquella el control, dio un brusco giro al mismo, mientras le gritaba "ahora es cuando nos vamos a matar", consiguiendo así impactar el turismo contra el muro de los pilares de la autovía, con tal virulencia que el vehículo resultó siniestro total".

La mujer tuvo que ser trasladada junto al procesado al hospital, sufriendo diferentes lesiones que precisaron de atención médica, fisioterapia y 45 días para sanar, quedándole como secuela la agravación de una artrosis previa, entre otros.

Por estos hechos, el hombre ha sido condenado a cinco años de prisión por un delito de homicidio en grado de tentativa, por el que también se le impone una orden de alejamiento de 500 metros respecto a la víctima durante cinco años.

Asimismo, le ha sido impuesta una multa de tres meses, a razón de tres euros al día, por un delito leve de daños.

También deberá indemnizar a la mujer con 1.624,85 euros por las lesiones temporales, 833,77 euros por las secuelas, así como 145 euros por los daños del teléfono móvil, más los intereses legales, y al padre de la mujer con 3.061,50 euros por el valor venal del vehículo. 

TE RECOMENDAMOS