Quantcast
El tiempo en: Almería
Martes 05/07/2022
 

Almería

La Fiscalía pide 20 años por el asesinato de un hombre que iba a robar marihuana

En una causa en la que un jurado popular juzgará también al hermano de éste por colaborar en la muerte y a un amigo de éstos por encubrirlos

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
  • Juzgados.

La Fiscalía de Almería ha pedido veinte años de prisión para un hombre acusado de matar de un disparo a un joven que presuntamente iba a robarle marihuana, en una causa en la que un jurado popular juzgará también al hermano de éste por colaborar en la muerte y a un amigo de éstos por encubrirlos.

La calificación del fiscal, a la que ha tenido acceso EFE, señala que los presuntos hechos tuvieron lugar durante la madrugada del 13 de octubre de 2018, cuando los acusados J.M.O.B. y su hermano R.O.B. se encontraban en el interior de su domicilio de Paterna del Río.

Según el Ministerio Público, la víctima irrumpió en esta vivienda con otras personas. Aunque el escrito de la Fiscalía no lo indica, la Guardia Civil apuntó en su día que lo habrían hecho con intención de robar en la plantación de marihuana que se encontraba en este inmueble.

El fiscal sostiene que “con el propósito común de acabar con la vida” de la víctima, R.O.B. forcejeó con él para impedir su huida, mientras J.M.O.B. lo encañonaba con un arma larga de 9mm. Que “poseía sin licencia”.

Afirma que cuando la víctima logró “vencer la oposición” de R.O.B. e intentó abandonar la casa, el otro acusado, puesto de “acuerdo” con su hermano, le disparó por la espalda de forma “sorpresiva e inesperada”, provocando su muerte por “destrucción de centro vitales torácicos a las 5:00 horas”.

La Fiscalía añade que sobre las 15:30 horas de ese mismo día, J.M.O.B. y J.M.F.B., un conocido que sabía lo que había ocurrido, envolvieron en cadáver del joven en plástico, lo ataron con cables y lo metieron en el maletero del coche para deshacerse de él y así “evitar la acción de la justicia”.

Tras esto, supuestamente lo tiraron en una curva por un terraplén de la carretera AL-5402, siendo ayudados por un menor que ya fue condenado en 2019 a 24 meses de prisión por un delito de encubrimiento por el Juzgado de Menores de Almería, tras confesar los hechos.

El fiscal acusa a J.M.O.B. por un delito de asesinato con alevosía y por un delito de tenencia ilícita de armas, por los que interesa, respectivamente, penas de 20 años de prisión y de 12 meses de cárcel. Para R.O.B. reclama 18 años de prisión como cooperador necesario del delito de asesinato.

Por su parte, solicita dos años de cárcel para J.M.F.B. por un delito de encubrimiento.

También pide que los dos hermanos acusados indemnicen con 100.500,63 euros a los padres del fallecido y con 15.075,19 euros a cada uno de los hermanos de éste.

La acusación particular realiza una descripción de los presuntos hechos casi coincidente con la del fiscal, pero responsabiliza únicamente a J.M.O.B. del asesinato, por lo que pide 20 años de cárcel por este delito para él, así como un año de prisión por otro de tenencia ilícita de armas.

A los otros dos acusados les imputa únicamente un delito de encubrimiento, por el que reclama penas de tres años de presidio.

Por su parte, la defensa de J.M.O.B. señala que los tres acusados estuvieron la tarde previa a la muerte consumiendo alcohol y estupefacientes, así como que a medianoche decidieron regresar a la vivienda del presunto autor del mortal disparo, dónde continuó la ingesta de bebidas espirituosas.

Sostienen que R.O.B. estaba dormido en el salón y los otros dos acusados en una sala contigua cuando la víctima y otros cuatro supuestos miembros de un “grupo criminal, especializado en la realización de vuelcos”, accedieron al citado domicilio para robar, subrayando los diferentes antecedentes policiales del fallecido.

Asevera que todos ellos llevaban el rostro cubierto por pasamontañas y llevaban chalecos que simulaban ser de la Guardia Civil, además de pistolas y escopetas; tras lo que afirma que la víctima apuntó a R.O.B. con una de estas armas mientras le preguntaba a gritos dónde estaba la “droga”.

“Motivo por el cual, J.M.O.B. realizó un disparo con una escopeta existente en la vivienda sobre la persona que apuntaba a su hermano, con la intención de que este no sufriera ningún daño”, actuando “ante una situación de miedo insuperable, bajo los efectos de sustancias estupefacientes y bebidas alcohólicas, y en legítima defensa de la vida de su hermano, la suya propia y del resto”.

TE RECOMENDAMOS