Quantcast
El tiempo en: Almería
02/10/2022
 

Almería

Pollos solidarios contra el hambre en Huércal de Almería

Un pollo asado ha sido y es una comida habitual en las mesas españolas, y ahora se ha convertido también en una muestra de solidaridad

Publicidad Ai

Patxi Ramón, dueño del Asador Real de Huércal de Almería.

Patxi Ramón, dueño del Asador Real de Huércal de Almería.

Un pollo asado ha sido y es una comida habitual en las mesas españolas, y ahora se ha convertido también en una muestra de solidaridad gracias a la iniciativa de un asador de Huércal de Almería que ha querido aportar su granito de arena para luchar contra los estragos económicos que han provocado las crisis de los últimos años.

Por ejemplo, a finales del año pasado el informe ‘Sociedad expulsada y derechos a ingresos’ de Cáritas y la Fundación Foessa ya advertía de que la pandemia ha tenido un impacto “desolador” en la sociedad española, con once millones de personas en exclusión social y, de ellas, seis millones ya en situación de pobreza severa.

El informe ‘Evolución de la cohesión social y consecuencias de la covid-19 en España’, también de las entidades anteriores y presentado el pasado enero, señalaba que 2,7 millones de jóvenes de entre 16 y 34 años se encuentran en exclusión social, así como que se ha duplicado la precariedad laboral, que alcanza a casi dos millones de hogares.

El Asador Real de Huércal de Almería lleva tres años funcionando. Y desde hace unas semanas tiene una pequeña mesa en su puerta junto a un cartel que deja pocas dudas: “Si lo necesitas cógelo”

“Esta iniciativa surge precisamente a través de un hombre del pueblo que conocemos, albañil, que conocemos, que vino aquí un día llorando, pidiéndonos que le diéramos algo de comer porque no tenía nada para comer”, explica a EFE Patxi Ramón, dueño de este negocio.

“Automáticamente, yo cabreado, encendí los fogones y le hice una tortilla de patatas. Me cabree tanto que, sin contar con nadie, saqué la mesa y empecé a poner comida en la mesa”, incide dentro de su asador mientras, de forma simultánea, un vecino de este municipio del Bajo Andarax almeriense coge uno de los pollos de la mesa.

Señala que diariamente ofrecen entre ocho y doce pollos. “Es un negocio pequeño y damos lo que podemos”.

Aunque este ave de corral no es el único plato que se ofrece a los que más lo necesitan. “Nos están dando donativos. Ayer nos dieron donativos e hicimos arroz. Dimos 28 platos de arroz. Están dándonos pequeños donativos de dos o cinco euros. La verdad es que es muy gratificante”, revela.

El cartel de la pequeña mesa insta a no coger nada en caso de disponer de recursos, algo que, asegura el dueño del asador, respetan los huercalenses. “La gente está siendo muy cívica, muy humanitaria. Incluso nos compran pollos y ellos mismos los ponen en la mesa. Nadie se está llevando un pollo por la cara”, afirma rotundo.

En la provincia de Almería, este gesto solidario ha tenido una gran repercusión, especialmente desde que las fotos de la mesa y su cartel comenzaron a circular por Internet, algo que lleva a afirmar a Ramón que la respuesta ha sido “muy positiva”.

“La gente se ha volcado. Nos están dando la enhorabuena; las redes sociales están que arden. Está siendo muy positivo”, recalca.

Mientras relata el origen de la idea y su desarrollo, los pollos, que coloca en varias tandas para garantizar que siguen calientes, desaparecen de la vista. Aquellos que se lo llevan, en su mayoría, prefieren no decir nada ante la cámara.

Pero Patxi Ramón lo tiene claro. Si es posible, esta iniciativa se mantendrá “de por vida”. Hasta que podamos aguantarlo lo voy a hacer”, concluye.

TE RECOMENDAMOS