Quantcast
El tiempo en: Almería
Sábado 03/12/2022
 

Almería

Elena Anaya: "En el cine la magia tiene que ocurrir y importa en Almería o en Hollywood"

La actriz ha asegurado que no hay películas "ni más pequeñas ni más memorables" entre el alrededor de medio centenar que jalonan su trayectoria

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Elena Anaya descubre su estrella en el Paseo de la Fama de Almería como premio 'Almería, tierra de cine' de Fical.

La actriz Elena Anaya ha asegurado este miércoles que no hay películas "ni más pequeñas ni más memorables" entre el alrededor de medio centenar que jalonan su dilatada trayectoria y ha afirmado que, al ponérsele delante una "claqueta" para un "plano corto" da "igual" si detrás hay un equipo de 25 o de 2.500 personas" porque "la magia tiene que ocurrir y no importa que estés en Cadaqués, Almería, en una ciudad chiquitita junto a El Cairo o en Hollywood".

"La magia tiene que ocurrir y cada vez es un reto nuevo", ha trasladado para remarcar que todas las películas de su filmografía son "imprescindibles y fundamentales" para su carrera, "que es la que es -- ha subrayado-- por cada una de esas películas que he hecho".

En rueda de prensa, la galardonada actriz ha subrayado que no se "arrepiente" de haber hecho ninguna de las películas en las que ha participado de uno u otro modo y, aunque "en algunas lo he pasado mejor que en otras", ha destacado que "todas son parte" de ella. "Todas las he elegido y las he hecho con mucho amor", ha apuntillado.

Elena Anaya ha hecho una retrospectiva poco antes de descubrir en el Paseo de la Fama de la capital una estrella con su nombre, previa a la recepción del premio 'Almería, tierra de Cine', lo que le ha servido para revisitar una tierra que casi alumbró sus inicios profesionales con el rodaje de 'El Árbol del Penitente' (19898) junto a Alfredo Landa y a la que volvió de la mano de Imanol Uribe con 'Lejos del mar' (2015).

"Si vuelvo a nacer, quiero volver a nacer en Almería. Ojalá todos los productores quieran venir a hacer sus películas a Almería, los directores escriban historias para hacerlas aquí, y todos me lleven muchas veces a lugares emblemáticos como el Playazo de Rodalquilar para rodar", ha dicho agradecida al reconocimiento otorgado por Fical.

Ha evocado el rodaje de 'El Árbol del Penitente' destacando que para ella, "muy joven y empezando en el oficio, todo era impactante y definiéndolo como un "aprendizaje" que lo "sigue siendo 30 años después"

A preguntas de los periodistas y acompañada por el director del festival, Enrique Iznaola, la actriz, sí ha concedido señalar dos películas de su filmografía por suponer una, en concreto 'La piel que habito' (2011), "un momento de máxima felicidad" por la llamada de Pedro Almodovar y la otra, 'Familia' (1996), de Fernando León de Aranoa, por haber supuesto lo que ha calificado de "cambio" en su carrera "cuando, después de decir no a mi segunda película. Pensé que nadie nunca me iba a llamar más en mi vida y que ya me podía ir dedicando a otro oficio".

Elena Anaya, quien ha matizado que de cada uno de sus proyectos "podría destacar cosas maravillosas", ha confesado que "siente" que aún le queda "mucho por hacer" aunque nunca sabe "qué es lo que me gustaría hacer" ni "sueña con ningún personaje en concreto".

"Nunca pienso pues me encantaría ser Juana de Arco'; sueño con el personaje que tengo en ese momento en preparación porque yo convivo mucho con los que tengo que interpretar, porque para mi es casi como poseerlos para sentir y poder llegar a ser ese personaje de verdad, pero no suelo soñar con personajes o proyectos en concreto", ha asegurado.

En esta línea, ha afirmado que "disfruta mucho" viendo "cómo otros compañeros hacen algo que, o me ha llegado y no he podido hacer por fechas, o no me ha llegado directamente". "No soy envidiosa", ha apuntillado.

Durante esa retrospectiva, y repasando su experiencia con los cineastas que han contado con ella, ha trasladado que prefiere "tiempo y mucho ensayo" ya que concibe el oficio de actriz, "difícil", como un "proceso lento".

"Me gusta mucho ensayar y, si no has tenido ni media conversación con el director, es complicado que cuando llegue el momento de grabar, salga exactamente lo que él quiere. Este oficio no es darle a un botón; requiere tiempo y mucho entrenamiento diario", ha apuntado.

Al hilo de esto, ha señalado que sí Lo que sí le preocupa que "haya un trato humano en el equipo, y poder preparar bien el papel".

"Esta es una profesión compleja y hay que prepararla bien, así se lo digo a los directores. Ensayamos todo lo que haga falta antes de iniciar el rodaje. Así sucedió con Almodóvar y también con Ignacio Tatay, en 'Jaula'. No tanto con Woody Allen, que era extremadamente tímido y rodamos casi sin ensayar", ha explicado.

Elena Anaya ha participado en Fical, asimismo, en el coloquio de la película 'Jaula', de Ignacio Tatay, que concurre en la sección competitiva del Certamen 'Ópera Prima' y en la que es protagonista.

En el acto en el que ha quedado al descubierto su estrella, la número 28 en el Paseo de la Fama de Almería, ha expresado su "emoción por venir a Almería" que es un "regalo de la vida, y, hoy especialmente es como soñar despierta".

"Me veo frente a vosotros en este día y no puedo más que daros las gracias. Amo a Almería, es una tierra mágica, donde el cine se respira en cada rincón, donde los ciudadanos sienten el cine como algo suyo. Donde he rodado dos películas y he conocido gente que quiero mucho, y ahora se quedará un pedacito de mí en este Paseo de la Fama", ha trasladado ante el público que se ha congregado para homenajearla.

Ha finalizado resaltando que Fical es un festival "fantástico donde conversar y hablar sobre cine". "Esta ciudad y provincia pone mucho de sí para que el cine llegue a las personas", ha concluido.

 

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN