El tiempo en: Almería
Jueves 22/02/2024
 

Almería

Dani Rovira, Melani Olivares, Natalia de Molina y Fele Martínez, en una nueva mesa del Fical

Mesa redonda del Festival Internacional de Cine de Almería moderada por el periodista y cineasta Luis Alegre

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Dani Rovira, Melani Olivares, Natalia de Molina y Fele Martínez. -

El Patio de Luces de la Diputación de Almería ha acogido este mediodía una nueva mesa redonda del Festival Internacional de Cine de Almería (Fical) moderada por el periodista y cineasta Luis Alegre y con Dani Rovira, Melani Olivares, Natalia de Molina y Fele Martínez como protagonistas de excepción. El cuarteto de lujo ha realizado un repaso distendido sobre aspectos como el momento en el que les llegó el impulso vocacional para dedicarse a la interpretación, los comienzos en el mundillo o la posterior gestión de la fama, todo ello en un tono confidente, desenfadado y divertido.

Las formas para comenzar suelen ser de lo más diversas. En el caso de Fele ha asegurado que "creo que no sabría hacer otra cosa. Ya de niño siempre me decían aquello de 'Fele haznos risas', y ya iba encaminado al teatro en el instituto. Por eso, al terminar el instituto y al terminar selectividad, cuando mi padre me dijo que a qué carrera me iba a apuntar fue como un silencio terrible cuando le dije que me iba a Madrid a estudiar interpretación. Como los primeros rodajes, como 'Tesis' en el primer curso, los hice mientras estudiaba pronto se relajaron".

Natalia de Molina, por su parte, tuvo que hacer frente al momento frente a su padre, "que quería que fuese notaria, pero al tener a mi hermana Celia que había abierto camino la cosa fue un poco más fácil. La vocación la sentía por jugar a interpretar cosas con mi cámara en mi habitación fue algo que me ayudó mucho en los tiempos que sufría de bullying en el instituto".

De otro lado, la llegada al mundo de la interpretación por parte de Melani Olivares viene a través del mundo de la publicidad. "Yo también era una chica solitaria y notaba que el baile clásico, interpretar, tiene que ver con la evasión. Empecé con la publicidad, haciendo anuncios y fotos, pero al final me aburría muchísimo. Era en las cosas que tenía que interactuar y grabar en cámara cuando me sentía bien y poco después me llegó el programa 'Leña al mono que es de goma' donde había sketches. Ese fue el momento".

Por último, Dani Rovira ha reconocido que la respuesta la he ido cambiando con el paso de los años al tener más perspectiva y ha situado el foco en el momento en el que consiguió "hacer reír a mi abuelo paterno, imitando con mi hermano aquello que hacía Emilio Aragón con el personaje de Arnaldo. Y siempre ha sido algo que he llevado de forma paralela al desarrollo 'convencional' que es hacer el instituto, una carrera y tal. Después estuve ocho años contando cuentos en una tetería de Granada pero a la vez había hecho INEF, el CAP, curso de quiromasaje, etcétera. Tenía un colchón de Lo Mónaco si no me salía bien", ha concluido entre risas.

En cuanto a la fama, Natalia de Molina ha apuntado que tras hacer 'Vivir es fácil con los ojos cerrados', "que fue lo primero grande, tardó mucho tiempo en volver a salirme algo y tuve que trabajar en otras cosas como en el ropero de la sala Siroco de Madrid y recuerdo que un chico me dijo 'te pareces mucho a una chica de una película', y, claro, yo le dije que era algo que me decían mucho, porque me daba mucho apuro todavía", ha compartido. En el caso de Fele, "el hecho de que la oportunidad de 'Tesis' me saliera en el verano del primer curso de interpretación y el tener que volver de nuevo a las clases, era como una toma de tierra, como un contacto con la realidad que ayudó mucho".

Melani Olivares es algo que vivió de manera más progresiva. "El gran boom fue con los años que hice de Paz en 'Aída' pero ya llevaba diez años haciendo cosas, así que fue algo que he ido viviendo poco a poco y que agradezco. Lo que sí que me ha pasado es que en aquellos años, cuando pasaba andando por la calle Montera de Madrid las prostitutas me decían '¡ánimo compañera!' y al final son cosas que indican mucho el alcance que tiene esta profesión y cómo llega a la gente".

Dani Rovira ha reconocido que también lo ha vivido de forma gradual, "primero era una fama muy local y muy agradable en Granada, porque de estar ocho años allí la gente por la calle ya me reconocía, pero el estallido de 'Ocho apellidos vascos'. Para eso no está nadie preparado y es verdad que tuve que hacer terapia y tener herramientas para saber gestionarlo. Yo creo que cuando sea mayor voy a ser como Fernando Fernán Gómez y me va a dar todo igual", ha vaticinado.

También han hablado de la importancia de decir no a algunos papeles para no tener que arrepentirse después o sobre cómo gestionar la frustración de no haber aceptado papeles en películas que después han sido éxito. "Yo no las veo", ha dicho Dani. "Yo no he visto algunas que he hecho yo", ha reído Fele. Melani por su parte ha asegurado "a pocas cosas digo que no porque tengo tres niños que mantener, pero sí recuerdo que me frustró no hacer el papel en 'Silencio Roto' de Montxo Armendáriz. Le he dicho que me tiene que hacer una comedia antes de se muera", ha bromeado.

Por último, Natalia ha concluido con que "al principio cuesta decir que no porque esta profesión es muy inestable y no sabes si a la larga no van a volver a contar contigo, pero igual que te dicen 'no' a ti en muchos casting, no pasa nada si los dices tú".

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN