El tiempo en: Almería
Viernes 21/06/2024
 

Almería

Lorca regresa al edificio que lo acogió durante su niñez

Corría el año 1906 cuando el de Fuentevaqueros se trasladó a Almería junto a su profesor y tutor, Antonio Rodríguez Espinosa

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai

Lorca regresa al edificio que lo acogió durante su niñez en Almería.

Lorca regresa al edificio que lo acogió durante su niñez en Almería.

Lorca regresa al edificio que lo acogió durante su niñez en Almería.

En la Plaza Maestro Rodríguez Espinosa de la capital almeriense se yergue un señero edificio en el que el poeta Federico García Lorca pasó parte de su infancia, tal y como recuerda un busto del inmortal granadino, el mismo al que ahora regresa gracias a una original y artística propuesta de alojamiento turístico-cultural.

Corría el año 1906 cuando el de Fuentevaqueros (Granada) se trasladó a Almería junto a su profesor y tutor, Antonio Rodríguez Espinosa, con el que convivió en dicho inmueble para cursar sus estudios en esta ciudad andaluza durante el curso siguiente. Dos años más tarde solicitó hacer el examen de ingreso en el Instituto de Enseñanza Secundaria de Almería.

Aunque no terminó dicho curso debido a una enfermedad bucal que le obligó a retornar a Granada seis meses después de su inicio, el edificio que lo acogió durante esta etapa estudiantil sirve aún de recuerdo de su vinculación con Almería.

El inmueble se divide ahora en seis viviendas, la mayoría en manos de la misma familia, y no está claro en cuál de ellas exactamente residió junto a su maestro, pero la fortuna quiso que una de ellas fuese adquirida por el ilustrador Antonio Lorente, conocido por sus trabajos para la editorial Edelvives.

“Desde niño pasaba por esta casa especial y me llamaba muchísimo la atención. Más tarde supe que Lorca estuvo viviendo aquí cuando era niño, y ya de adulto salió a la venta una de las viviendas y decidí meterme con mi pareja para hacer de ella un espacio único”, relata Lorente a EFE.

El ilustrador confiesa que antes ya buscaba algún lugar en el que poder exponer su trabajo, pero cuando descubrió que esta casa estaba en su “destino”, no lo pensó a la hora de mezclar su obra con la del poeta. “Cuando comienzas a investigar sobre la casa, es cuando te empiezas a dar cuenta de la magia que engloba todo este proyecto”, afirma.

Su idea es que los amantes de Lorca puedan dormir en este lugar y convivir con el poeta en una casa que “te va hablando de manera interactiva con documentación QR, con mis cuadros, con fotografías y que la gente tenga lo más parecido a dormir en un museo”.

“Esto no es un típico alojamiento turístico. De hecho, no va a estar siquiera anunciado en la típica página de pisos turísticos. Este tipo de alojamiento se gestionará a través de mis redes sociales”, asevera.

Así pretende que los visitantes no sólo conozcan su trabajo y profundicen aún más en la figura de Lorca, sino que también conozcan más sobre la casa, gracias a una “documentación muy buena” sobre el tiempo que el granadino pasó en la capital almeriense.

“El visitante se encontrará una casa muy peculiar, porque aunque tiene todas las comodidades, la gente vendrá porque desea venir; ya de partida, tienen que ser amantes del arte, de la literatura, de la pintura, porque es lo que te vas a encontrar: Te vas a encontrar mucho de mucho de mi trabajo interpretando el trabajo de Federico”, afirma.

Además de las descripciones con códigos QR de sus cuadros, también será posible encontrar todos los libros del poeta, documentación sobre los habitantes y dueños de las viviendas, etc. “Creo que es una cosa única, he estado investigando y no existe algo parecido”, sostiene.

Sobre su propio trabajo, Lorente explica que en la editorial Edelvives ha “rescatado clásicos de la literatura que todos conocemos para reinterpretarlos, salvando el texto del autor al cien por cien, pero acercándolos a los nuevos lectores con mi imaginario y con mis ilustraciones”.

“Federico siempre ha estado muy asociado a mi obra. Mi primer libro fue ‘Genios’, escrito por mi hermana para Edelvives, y ahí ya sale un poco su historia. Aunque ya lo conocía, comencé a investigar mucho sobre su trabajo” para descubrir una “caja de de de misterios y de sorpresas y la vinculación que tiene con Almería”. Una relación que ha devuelto a su hogar almeriense a Lorca.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN