El tiempo en: Almería
Sábado 20/04/2024
 

Almería

Juzgan a un grupo acusado de alijar unas dos toneladas de hachís en Almería

El fiscal solicita penas de hasta seis años y medio de cárcel y y que cada uno de los tres acusados pague una multa de ocho millones de euros

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
  • Audiencia Provincial de Almería. -

La Audiencia de Almería celebrará este martes la vista oral contra tres acusados de alijar unas dos toneladas de hachís, valoradas en 4,2 millones de euros, con un barco pesquero.

La calificación del fiscal, consultada por EFE, sostiene que los acusados, junto a otras personas no identificadas, se concertaron para introducir grandes cantidades de hachís a través del puerto pesquero de Almería con el barco del procesado G.G.M.

De esta forma, G.G.M. habría realizado dos travesías durante la primera quincena de marzo de 2022, la última de ellas mientras el acusado J.L.M. realizaba presuntas labores para organizar la recepción de la droga.

Así, el 7 de febrero G.G.M. y otras dos personas salieron en el barco pesquero del primero y alcanzaron un punto en alta mar que ya habían visitado días antes, dónde supuestamente recibieron unos 70 fardos de hachís.

Con la droga en su poder, regresaron al puerto pesquero de Almería, dónde comenzaron a atracar sobre las 03:30 horas del día siguiente.

Sin embargo, una vez allí, se habrían dado cuenta de la presencia en tierra de agentes de la Guardia Civil, por lo que los ocupantes del barco viraron el rumbo y se dirigieron a mar abierto.

Algo más de una hora más tarde la embarcación fue interceptada por un barco de la Guardia Civil, aunque en ese momento se encontraba dentro únicamente G.G.M., con una carga de 47 fardos de hachís, si bien en el agua se recuperaron otros 19, mientras que otros cuatro fardos llegaron a dos playas del litoral almeriense.

Según el fiscal, en el puerto lo esperaba en una furgoneta el acusado J.A.C.G., que había accedido al recinto portuario con una tarjeta que supuestamente le había facilitado J.L.M., que no fue detenido ese día, pero sí capturado a principios de agosto del mismo año.

Por estos presuntos hechos el fiscal acusa a los tres procesados por un delito contra la salud pública y solicita penas de seis años y medio de cárcel para J.L.M. y de seis años de prisión para los otros dos procesados, y que cada uno de ellos pague una multa de ocho millones de euros. 

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN