El tiempo en: Almería
Martes 28/05/2024
 
Publicidad Ai
Publicidad Ai

Curioso Empedernido

Vivir con dignidad

En su pobreza padecerán la exclusión de los desheredados, constituyendo la dificultad de elegir cuando se carecen de medios

Publicado: 09/05/2024 ·
15:10
· Actualizado: 09/05/2024 · 15:10
Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai Publicidad Ai
Autor

Juan Antonio Palacios

Juan Antonio Palacios es observador de la conducta humana, analista de la realidad y creador de personajes literarios

Curioso Empedernido

Curioso empedernido. Curioso de las tres pes, por psicología, la política y el periodismo, y alérgico a las fronteras y murallas

VISITAR BLOG

Que vivir es un placer no es solo la visión de un vitalista como el que estas líneas escribe, sino la más contundente expresión de quien como dice Joan Báez en su canción, quiere darle a la vida prioridad sobre todas las cosas: sobre la tierra, el dinero, las promesas y todo aquello que nos hace esclavos de nuestra pequeña realidad.

También es cierto, y así nos lo enseña la experiencia que damos valor a aquello que nos cuesta más esfuerzo y trabajo, a los que hemos sido capaces de descubrir por nosotros mismos, a lo que sentimos como nuestro, con los que hemos sido protagonistas en la alegría y en la tristeza, todo aquello que aunque no nos haga sentir los más fuertes , si nos hace supervivientes.

A lo largo de nuestra existencia, cada uno de nosotros va aprendiendo sus propias estrategias para resolver las cuestiones que se nos presentan. Desgraciadamente algunos acaban el camino sin descubrir que han dispuesto de un órgano capaz de solucionar los más complicados problemas: su cerebro.

Y algunos de la mano de esta fatal ignorancia, han estado sin ser, imitando la conducta ajena, incapaces de pensar por sí mismos, inhabilitados para tomar decisiones y ausentes de su propia vida, desempeñando el papel que otros les han asignado sin arriesgarse a poner a prueba sus ideas, a equivocarse y a ser criticados.

En esta carrera de fondo, no todos salen con las mismas posibilidades ni tienen las mismas oportunidades, es la falsa creencia y el espejismo en el que nos quieren instalar a los terrícolas del mundo de la abundancia, mientras que otros hermanos nuestros viven con apenas un euro diario y nacerán y crecerán en el duro escenario de la hambruna , no teniendo derecho a una  educación y una salud dignas.

En su pobreza padecerán la exclusión de los desheredados, constituyendo la dificultad de elegir cuando se carecen de medios. Son los crueles datos de una estadística cada vez más desigual y asimétrica. En la que los habitantes de los países pobres viven ochenta y cuatro veces peor que los de los ricos.

Entre idas y venidas recorremos un camino en el que nosotros deberíamos ser los protagonistas de nuestra propia historia, actuando de acuerdo con lo que creemos, teniendo tiempo para pensar y para soñar, rechazando el culto a la velocidad , a la competitividad sin sentido, a la artificiosa necesidad de tener cosas.

Si observamos con atención, descubrimos que un paso hacia delante, es más que un salto en el vacío, y que el no darlo supone un retorno a lo mismo, en una especie de bucle sin fin, y se nos pasan los días entre el vértigo de la novedad y la aburrida seguridad de la rutina.

Más tarde que temprano comprobamos que el tiempo es el arma más mortífera , y que cada instante es único y autónomo, que hay quienes les falta todo el tiempo del mundo y aquellos a quienes les sobra, quienes creen aprovechar cada minuto y los que lo  pierden plácidamente, y en este recorrido entre el nacer y el morir , hay a quienes se les va en un soplo y a quienes la sucesión de estaciones se les hace eterna.

Dice el poeta que una vida digna comienza y termina con un sueño. Y los hay buenos y malos. Hay quienes toda su andadura es un rosario de quejas y penalidades , son las victimas del fatalismo , que aceptan la vida tal y como se les presenta , que se conforman con su situación monótona y mediocre, sin luchar  por mejorarla ; y los que abordan esta aventura con una actitud sorprendente y una mentalidad positiva, no renunciando a la sana y deseable aspiración de ser felices.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN