El tiempo en: Almería
Martes 16/07/2024
 
Publicidad Ai
Publicidad Ai

Almería

El monumento a los 'Mártires de la Libertad' ya es 'Lugar de Memoria Democrática'

Honra a los 22 liberales conocidos como Los Coloraos, quienes fueron fusilados en 1824 tras revelarse contra el régimen absolutista de Fernando VII

Publicidad Ai Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Vista del monumento de 'El Pingurucho'. -

El monumento a los 'Mártires de la libertad' que honra a los 22 liberales conocidos como Los Coloraos, quienes fueron fusilados en 1824 tras revelarse contra el régimen absolutista de Fernando VII al tratar de restaurar el sistema constitucional inspirado en la Carta Magna de 1812, ya es oficialmente 'Lugar de la Memoria Democrática'.

Así lo indica el anuncio que publica este lunes en el Boletín Oficial del Estado (BOE) por la Secretaría de Estado de Memoria Democrática, recogido por Europa Press, con el que se inscribe la columna conmemorativa en el inventario de Lugares de Memoria Democrática y, por tanto, queda señalado como uno de los elementos del itinerario.

El secretario de Estado de Memoria Democrática, Fernando Martínez, ha valorado en un apunte de su cuenta de 'X', recogido por Europa Press, la inscripción. "Se hace justicia con la memoria de Los Coloraos y su lucha en defensa de la Constitución 1812", ha señalado ante el "orgullo" que supone para él dicha inscripción.

Según recoge el acuerdo, el monumento actual que recuerda a Los Coloraos es una réplica del que fue promovido en 1868 y derribado en 1943 cuando, ante la previsible visita del dictador Francisco Franco a la ciudad, el por entonces alcalde Vicente Navarro Gay decidió desmontarlo, trasladar sus piedras a la Plaza de Pavía para la reconstrucción, que nunca se llevó a cabo, y terminar sirviendo de adoquines de calles o en el aglomerado de la construcción muelle del puerto pesquero.

De esta manera, se evitaba que el dictador pronunciara su discurso frente a un monolito liberal y constitucionalista. Hubo que esperar a la democracia para recobrar la tradición de celebrar la conmemoración de la gesta de Los Coloraos y en 1988 se reconstruyó el monumento, también por suscripción popular, en el mismo lugar que había sido desmontado, en la plaza de la Constitución.

El episodio de la demolición del monumento a los 'Mártires de la Libertad' y su significado cívico y político es un valor añadido desde un punto de vista democrático. Fue decisión de la ciudadanía almeriense recuperar ese símbolo, así como el homenaje del 24 de agosto, cuando se recuperó la democracia. Si los valores cívicos y patrimoniales se sustentan en un relato, el del monumento a Los Coloraos se fortalece con el recuerdo de su demolición al comienzo de la dictadura franquista.

ANÁLISIS DE DIENTES Y HUESOS

El monumento, que tendrá una placa distintiva, acogerá también en su base los restos mortales de Los Coloraos después de que los análisis químicos para datación absoluta mediante carbono 14 de sus restos cadavéricos, exhumados el pasado 15 de abril de un nicho del cementerio de San José, confirmaran que los mismos se corresponden con los de los 22 liberales.

Así lo trasladó el secretario de Estado de Memoria Democrática, Fernando Martínez, en una rueda de prensa en la que reveló el contenido el informe encargado al laboratorio Beta Analytic Radiocarbon Dating Laboratory de Miami, en Florida, al que se remitieron tres muestras.

El análisis del prestigioso laboratorio destapó que los restos humanos, que fueron prácticamente pulverizados intencionadamente y que se encontraban en un nicho sin identificar del camposanto, contaban con una antigüedad de 200 años, con un margen de más o menos 30.

Las pruebas avalaron además que, en su conjunto, los restos conservados representaban a un "número mínimo de individuos en justa correspondencia con las víctimas", de las que existe constancia "documental" de que fueron asesinadas.

HISTORIA DE LOS COLORAOS

En agosto de 1824 desde Gibraltar partieron dos expediciones liberales con la intención de pronunciarse en contra del absolutismo y a favor de la Constitución de 1812; una de las expediciones salió el día 2 de agosto con destino a Tarifa, donde unos 65 voluntarios conseguirían hacerse con el presidio de Santa Catalina. Sin embargo, el asedio terminó fracasando al quedar rodeados por tropas realistas españolas y francesas.

La segunda expedición partió en la madrugada del 6 de agosto: un grupo de 49 voluntarios de diversa procedencia liderados por el exregidor de Madrid Pablo Iglesias González y uniformados con casacas rojas embarcaron hacia Almería en el bergantín inglés Federico.

Formaban parte del grupo varios ilustres liberales extranjeros comprometidos por la causa de la libertad con sus correligionarios españoles; entre ellos el antiguo general francés Cugnet de Montarlot y los activistas irlandeses Thomas Reiss y William Gusty, además del periodista español Benigno Morales, editor del periódico liberal madrileño El Zurriago.

Sin embargo, las autoridades ya estaban alertadas; las primeras acciones tendrían lugar en la propia Almería con la detención de los liberales que estaban en la ciudad y que participaban en la conspiración.

Además, Los Coloraos, así llamados popularmente por las casacas rojas que vestían al desembarcar en las playas de Almería, no pudieron desembarcar hasta la madrugada del día 14, cuando el cuerpo de voluntarios realistas estaba ya perfectamente organizado.

Tras los primeros enfrentamientos fue imposible tomar la plaza de Almería, pese a que fueron auxiliados por otros liberales procedentes de la Taha de Marchena, y tuvieron que huir perseguidos por los realistas, siendo gran parte de ellos capturados en los días siguientes.

Según recuerda el BOE, el 24 de agosto, sin juicio, 22 de los capturados fueron fusilados de rodillas y por la espalda en las afueras de la ciudad. El jefe de la expedición, Pablo Iglesias, fue juzgado en Madrid en abril de 1825 y ejecutado mediante ahorcamiento el 25 de agosto.

A partir de 1841, el Ayuntamiento de Almería acordó en sesión plenaria honrar la memoria de aquellos 'Mártires de la Libertad' todos los 24 de agosto, iniciándose así una larga tradición liberal que, ampliamente celebrada en tiempos de gobiernos progresistas y en menor medida durante períodos moderados, se mantuvo hasta la llegada de la dictadura franquista en que desapareció y quedó relegada al olvido.

El intento fallido de proclamar la libertad y la Constitución de 1812 en agosto de 1824 en la ciudad de Almería, la historia del monumento a los 'Mártires de la Libertad', monumento que ocupa el espacio público central de la Plaza de la Constitución de Almería, y las conmemoraciones de recuerdo y homenaje de aquella gesta y sus héroes a lo largo de los siglos XIX y XX son hechos representativos de la memoria democrática y la lucha de la ciudadanía española por la conquista de sus derechos y libertades.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN