Quantcast
El tiempo en: Almería
Jueves 06/05/2021

Almería

Seis años de prisión por tratar de incendiar la casa en la que vivía con su hermano

La Audiencia Provincial de Almería ha condenado a seis años de prisión a un hombre que prendió fuego en la vivienda que compartía con su hermano

Publicidad Ai Publicidad Ai
  • Audiencia Provincial de Almería.

La Audiencia Provincial de Almería ha condenado a seis años de prisión a un hombre que prendió fuego en la vivienda que compartía con su hermano en Almería con la supuesta intención de matarlo durante la madrugada del 5 de noviembre de 2019, la cual se pasó "vociferando" e impidiendo descansar al resto de vecinos, quienes avisaron a las autoridades al ver las llamas.

El fallo, consultado por Europa Press y sobre el que cabe recurso, considera probado que el procesado, a lo largo de la semana previa al día 5 de noviembre de 2019, durante las madrugadas, estuvo gritando desde el balcón de la vivienda que comparte con su hermano en Almería, diciendo a voces, "voy a violar a una niña, voy a mataros a todos prendiendo fuego al bloque".

Así, sobre las 6,00 horas del 5 de noviembre de 2019, consciente de que su hermano estaba en el interior de la vivienda durmiendo, abrió el ventanal de acceso al balcón y prendió fuego a ropa y varios enseres que había en dicho balcón, "llegando incluso a coger una camiseta ardiendo, introduciéndola en el interior de la vivienda".

A raíz del incendio entró "gran cantidad de humo" en el interior, dado que el ventanal estaba abierto, e incluso provocó fuego "no solo en el balcón sino dentro del domicilio". Ante las dimensiones del siniestro, los vecinos alertaron a emergencias.

Aunque los agentes de Policía Nacional que se personaron en el bloque trataron de sofocar las llamas con ayuda de varios vecinos, finalmente tuvieron que reclamar la intervención del cuerpo de bomberos para la total extinción del fuego.

La vivienda sufrió daños exteriores consistentes en manchas por humo en la terraza, afectando al techo y al paramento frontal y lateral, así como a la reja. No se pudo acreditar que afectara a la estructura del inmueble o que se empleara algún acelerante para la combustión, toda vez que tampoco pudo inspeccionarse el interior. Los desperfectos fueron tasados en 356 euros.

En sus fundamentos, el tribunal de la Sección Segunda avala la versión ofrecida por los testigos, que vieron a su "problemático" vecino meter "una hoja de palmera en el fuego y se le fue de las manos". "Dijo que iba a matar a los vecinos prendiendo fuego, eso lo dijo esa misma madrugada", apuntó uno de los vecinos, quien afirmó que el hombre tenía "atemorizadas a las mujeres y al barrio entero".

Asimismo, rechaza la versión dada por el acusado, quien aseguró que él había tratado de "apagar el fuego provocado por un tercero o generado de forma fortuita", ya que se encontraba "durmiendo en el salón" cuando "unos gritos lo despertaron, diciendo fuego, fuego". Del mismo modo, rechazó las amenazas y gritos que había dado durante toda la noche anterior al incendio.

Pese a ello, y dada la "poca extensión del fuego" y la "no utilización" de productos aceleradores de la combustión, el tribunal opta por atenuar la pena en su condena frente a los 18 años de cárcel solicitados por el Ministerio Fiscal por un delito de incendio con riesgo para la vida e integridad de las personas, de menor entidad.

COMENTARIOS