Quantcast
El tiempo en: Almería
Lunes 14/06/2021

Almería

Cuatro detenidos por simular la compra de 61 vehículos para su venta

La organización estaba asentada en Pedro Abad y Andújar y que tenía montada la estafa a través de la compra y venta de vehículos de segunda mano

Publicidad Ai
Publicidad Ai Publicidad Ai
  • Guardia Civil de Tráfico.

La Guardia Civil de Córdoba ha detenido a cuatro personas de la misma familia, de las que dos han ingresado en prisión por orden judicial, como integrantes de un grupo criminal que simuló la compra al menos de 61 vehículos para su posterior venta, sin abonar el importe a sus legítimos propietarios.

El instituto armado ha informado este martes de que la organización estaba asentada en Pedro Abad (Córdoba) y Andújar (Jaén) y que tenía montada la estafa a través de la compra y venta de vehículos de segunda mano en internet.

El desarrollo de la investigación ha permitido detener a los cuatro integrantes del grupo y esclarecer 61 delitos de estafa, usurpación de identidad, apropiación indebida y falsificación de documentación, de los que veinticuatro fueron perpetrados en Jaén, trece en Córdoba y el mismo número en Granada, cinco en Sevilla, cuatro en Cádiz, uno en Almería y otro en Lugo, de los que en doce casos los vehículos han sido reintegrados a sus legítimos propietarios.


El grupo criminal, compuesto por personas de entre 29 y 59 años y con amplios antecedentes policiales, según la Guardia Civil, realizaba una búsqueda de anuncios de venta a través de páginas web para elegir siempre vehículos que por sus características y valor fuesen susceptibles de una venta rápida.

Una vez localizado el vehículo, se ponía en contacto con el vendedor con la supuesta intención de comprar el vehículo, simulaban ser autónomos del sector de la compra venta de vehículos y confeccionaban un contrato legal de compra-venta.

De este modo lograban datos de filiación y bancarios del propietario, documentación del vehículo y compañía aseguradora, para supuestamente realizar una transferencia para el abono de la cantidad acordada por la venta, abono que nunca llegaban a realizar.

Para dar más credibilidad a los acuerdos, los integrantes de este grupo acordaban con el vendedor que ellos mismos se encargan de la recogida del vehículo, enviándole una grúa que gestionaban con la aseguradora que tenía la póliza en vigor, o dando de alta un seguro nuevo, aportando otro número de teléfono de contacto a fin de que la compañía y el conductor de la grúa que se iba a hacer cargo del servicio de recogida se pusiera en contacto directamente con ellos.

Ya con el vehículo en su poder, volvían a publicitarlo en el portal web, a un precio muy inferior, para así facilitar su rápida venta a otras personas, quienes lo adquirían de buena fe.

En algunas ocasiones, siempre la versión del instituto armado, los compradores no podían llevar a cabo la transferencia de la titularidad ya que los verdaderos de los vehículos se habían percatado de la estafa y habían tramitado la correspondiente denuncia.

COMENTARIOS