Quantcast
El tiempo en: Almería
Martes 24/05/2022
 

Curioso Empedernido

Entre lo fácil y lo difícil

La vida es un laberinto de facilidades y dificultades. Entre coexistencias y convivencias, asistimos a la facilidad de las primeras y las dificultades de las se

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Juan Antonio Palacios.

La vida es un laberinto de facilidades y dificultades. Entre coexistencias y convivencias, asistimos a la facilidad de las primeras y las dificultades de las segundas, superando tiempos y espacios , urgencias y emergencias , personas y personajes, estéticas y éticas.

Hay personas muy inteligentes , pero con muchas dificultades para relacionarse con los demás , son en el peor sentido de la expresión , poco sociables: Y están permanentemente buscando la soledad, lo peor es cuando las circunstancias se la impone y no hay manera de llenarla.

Resulta, según las ocasiones extrañamente complicado y repleto de aspiraciones y deseos individuales y colectivos. Vivimos en un mundo en el que la competitividad fomenta el individualismo , mientras la cooperación anima la convivencia , restamos o sumamos, según vayamos solos o nos sepamos rodear de buena gente .

De lo íntimo a lo público, recorremos muchas experiencias y emociones, desde el ensimismamiento al compartir, desde la soledad al convivir cualquier cosa por insignificante que nos pueda parecer. De todas maneras, hemos de reconocer que todo esto es fácil de escribir y difícil de practicar.

Creo que lo primero que tenemos que lograr es aprender a aceptarnos a nosotros mismos , tal y como somos,, y estoy seguro que lo haremos con los más íntimos y con los demás. Hemos de utilizar nuestro talento y nuestro talante para intentar evitar los conflictos inútiles, y establecer buenos modos para resolver los inevitables.

No es malo, todo lo contrario, establecer todos los canales posibles de comunicación , estimular la sociabilidad, el respeto, la justicia , la autoestima propia y ajena , la generosidad y el altruismo. Es perjudicial y nocivo fomentar la agresividad , alimentar el miedo, hacer crecer la envidia, el rencor y el afán de dominio.

Entre lo fácil y lo difícil , nos beneficia el desarrollar la capacidad de cooperar en metas comunes, defender una ética de la justicia y el cuidado , y saber aprovechar los recursos amistosos y el apoyo social de que disponemos. No podemos  ni debemos ser islas en medio de la comunidad , como si estuviéramos  perdido entre la multitud .

Cuando en la dificultad no somos capaces de establecer la distancia  y nos vinculamos al problema que nos surge , no formamos parte de la solución y nos sentimos rehenes del conflicto y prisioneros emocionales. Lo más positivo es negociar , de manera cooperativa y activa, hay quienes que para no afrontar las dificultades de cara , prefieren evitar las situaciones que no son capaces de resolver , otros optan por dar la cara y plantar la batalla directa y están los que se deciden por la pelea indirecta.

En la fauna humana tenemos especialistas en hacer de lo fácil lo difícil y viceversa, los que afrontan las mayores dificultades con buen humor o los que ante el menor de los problemas acusan un mal talante que crean a su alrededor un ambiente insoportable.

Comprender las emociones y los sentimientos propios y ajenos no es tarea fácil , y lo más sano y saludable es que nos sintamos bien agradando o haciéndole bien a los demás y además que esto caiga en vacío y sea correspondido aquellos con los que tratamos.

Evitemos incomprensiones y recelos, y dejemos de estar obsesionados por el poder, parece difícil y tal vez lo es, pero créanme es posible. ¡Intentémoslo!
              

TE RECOMENDAMOS