El tiempo en: Almería
Viernes 21/06/2024
 

Andalucía

Exministros socialistas rechazan el uso de las lenguas cooficiales en el Congreso

Recuerdan que, según establece la Constitución, la lengua común es la única “lengua oficial del Estado”, con “deber de conocerla y derecho a usarla”

  • Hemiciclo del Congreso (Foto de archivo). -

Más de medio centenar de antiguos diputados de distintos partidos, entre ellos varios ex altos cargos y exministros socialistas, han dirigido un escrito a la presidenta del Congreso en el que muestran su "rechazo" al uso "contrario a la Constitución" de las lenguas cooficiales en el Parlamento: "Ningún español necesita de intérprete cuando habla con otro español", defienden.

En el escrito, al que ha tenido acceso EFE, califican esta decisión de "escandalosamente precipitada" y que, a su juicio, supone "el quebranto de una regla de oro del parlamentarismo demoliberal", y es que las modificaciones del Reglamento "han de contar con un amplio acuerdo de los grupos parlamentarios, como siempre ha sucedido".

Consideran así que "la pretensión" de que la mitad de la Cámara "imponga una reforma de tal calado, es un trágala inaceptable, una verdadera ruptura de las reglas propias de cualquier sistema democrático".

Esta situación ha llevado a los firmantes, entre los que figura Nicolás Redondo Terreros, que este mismo jueves ha sido expulsado del PSOE "por menosprecio a las siglas del partido", a mostrar su "más firme rechazo a una reforma del Reglamento que contradice la Constitución, no se adecua a nuestra realidad lingüística y no es razonable".

Recuerdan que, según establece la Constitución, la lengua común es la única “lengua oficial del Estado”, con “deber de conocerla y derecho a usarla”.

Las demás lenguas “serán también oficiales en las respectivas Comunidades Autónomas de acuerdo con sus Estatutos”, pero, en ningún caso, son “lenguas cooficiales” del Estado, por lo que consideran que carece de "soporte constitucional" su uso en el órgano que representa la soberanía nacional.

"La verdadera intención de sus promotores es negar la condición del castellano como lengua común de los españoles. Los diputados tendrían que utilizar el casco o el pinganillo para entenderse entre ellos. Esa sería la nueva imagen de la Cámara, alejando la política de la vida normal de los españoles", lamentan.

Por todo ello, exhortan a los diputados de la XV legislatura a que, "con sentido de la responsabilidad y por el bien de nuestra convivencia, rechacen una iniciativa, en virtud de la cual el Congreso cambiaría su naturaleza y produciría una grave mutación constitucional, encaminada a su transformación hacia una 'realidad plurinacional'".

"La pluralidad de lenguas habladas en nuestro territorio es, claro está, una riqueza cultural, que todos los españoles apreciamos y nos importa preservar. Pero nuestra mayor riqueza es que poseemos una lengua común, en la que nos entendemos todos los españoles sin excepción", puntualizan los firmantes, entre los que se encuentran socialistas críticos con la actual dirección del partido como Francisco Vázquez y otros que han dejado sus filas como Joaquín Leguina o José Luis Corcuera.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN