Quantcast
El tiempo en: Almería
Miércoles 10/08/2022
 

Andalucía

Los jienenses, decididos a dejar los malos humos

La Junta constata un importante aumento en la demanda para inscribirse en programas de deshabituación tabáquica

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
Un total de 22.290 personas han pedido en la provincia de Jaén ayuda para dejar de fumar a través de los programas de deshabituación tabáquica de la Consejería de Salud en lo que va de 2011, lo que supone un incremento del 53 por ciento con respecto a todo el año pasado, cuando lo solicitaron 14.591 personas.

Así lo ha precisado a Europa Press la delegada provincial de Salud, Purificación Gálvez, quien ha señalado que la entrada en vigor de la Ley que prohíbe fumar en los espacios públicos ha puesto de manifiesto un aumento en la demanda para inscribirse en los grupos de deshabituación así como periodos más prolongados de abstinencia. "Si antes había muchas recaídas en torno a los tres meses, ahora se dan menos y tras un periodo de tiempo más largo", ha comentado.

Gálvez ha destacado la importancia de este tipo de herramientas, puesto que el consumo de tabaco es un "problema de salud pública" que está relacionado con unas 25 enfermedades y cuyas consecuencias negativas suponen un gasto sanitario anual en Andalucía de 350 millones de euros aproximadamente. "Se trata de un problema que afecta a toda la población, pero especialmente a la juvenil, de modo que dada su magnitud requiere un abordaje integral e integrado de los distintos sectores y administraciones así como una fuerte alianza social", ha apuntado.

Precisamente así, según ha añadido, se recoge en el Plan Integral de Tabaquismo que propone estrategias para promover la salud en ámbitos como el educativo, laboral y local. Igualmente, establece la atención sanitaria a las personas fumadoras, en primer lugar, con una intervención básica fundamentada en el consejo sanitario para dejar este hábito desde los centros de salud, que también ofrecen actuaciones avanzadas individuales y grupales, a las que los ciudadanos son derivados en función de sus condiciones específicas.

"Se ha registrado un 53 por ciento más de personas que han pedido ayuda: en 2010, se contabilizaron 14.591 y en lo que va de año, 22.290. Además, si el ejercicio pasado dejaron el hábito 323 fumadores, en estos cuatro meses lo han hecho 1.478 de los que han sido atendidos, lo que significa un incremento del 357 por ciento", ha concretado. También ha considerado "espectacular" el aumento de personas que han solicitado consejo a través del programa 'Quit Line' de Salud Responde. Desde el pasado enero hasta abril, han sido 35 personas, once más que en 2010 (un 46 por ciento más).

COLECTIVOS ESPECIALES

Además, la delegada de Salud ha resaltado que el Plan incluye atención a colectivos de especial relevancia, como empleados públicos, docentes y sanitarios. En lo que va de año, 13 profesionales sanitarios han participado en esta unidad de apoyo en Jaén. Otros grupos también de especial seguimiento son las mujeres embarazadas, personas de Salud Mental o privadas de libertad e inmigrantes.

Para que estas herramientas logren resultados positivos existe un "aspecto muy importante dedicado a la formación y el desarrollo profesional". En este sentido, ha manifestado que hay talleres de formación básica en abordaje de tabaquismo para profesionales de atención primaria y hospitales, así como otros dirigidos a agentes sociales y comunitarios. Este es el caso, por ejemplo, de las 54 personas de Faisem que han participado en un programa específico de intervención avanzada en el marco de Salud Mental.

Gálvez ha destacado, por otro lado, que en Jaén existen acuerdos de colaboración con el servicio de Neumología para desarrollar un programa para pacientes con afección pulmonar constructiva, al igual que con la asociación de asmáticos y alérgicos con el objetivo de realizar intervenciones y campañas de concienciación.

"El Plan Integral de Tabaquismo es una apuesta de futuro por la salud y la calidad de vida y se plantea siempre desde el consenso y la alianza con el objetivo de desarrollar estrategias convenciendo y nunca imponiendo o discriminando a quienes fuman", ha subrayado para animar a quienes tienen este hábito "a abandonarlo aprovechando la oportunidad que se ofrecen con las medidas sanitarias".

TE RECOMENDAMOS