Quantcast
El tiempo en: Almería
Martes 04/10/2022
 

Andalucía

Un vecino provoca un incendio con un arsenal dentro por desavenencias con la comunidad

Un hombre de 67 años fue detenido ayer tras provocar una explosión en un cuarto de contadores de un edificio de Sevilla que originó un incendio, aunque supuestamente pretendía generar una catástrofe aún mayor al tener un gran arsenal incendiario en su casa.

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
  • Estado en el que quedó el cuarto de contadores.
Un hombre de 67 años fue detenido ayer tras provocar una explosión en un cuarto de contadores de un edificio de Sevilla que originó un incendio en el que resultaron heridas leves once personas, aunque supuestamente pretendía generar una catástrofe aún mayor al tener un gran arsenal incendiario en su piso.

El incendio, por el que 80 vecinos tuvieron que ser desalojados, se produjo poco antes de las 4:40 horas en una vivienda de once plantas del edificio número 30 de la Calle Arquitecto José Gómez y Millán de la barriada de las Naciones de Sevilla que requirió de una gran presencia de bomberos, policía y servicios sanitarios.

La explosión que originó las llamas fue supuestamente provocada por Rafael P. P, en cuya vivienda se encontraron seis bombonas de butano y varias garrafas de gasolina con las que pretendía aumentar la deflagración que inició en el cuadro de contadores del edificio.

Al parecer, el detenido había amenazado en varias ocasiones a los vecinos de sus intenciones debido a sus problemas con la comunidad.

Las malas relaciones de este hombre, conocido como Rafael ‘El Francés’ -por haber trabajado en Francia- con los vecinos pudo ser la causa de este incendio, hasta el punto de que había enviado en los últimos tiempos varias cartas amenazadoras, lo que llevó incluso al administrador del edificio a denunciarle judicialmente.

En una de las misivas enviadas a los vecinos, y que fue facilitada a los periodistas, Rafael P. P, expresa sus reproches a la comunidad y llega a pedir que le dejen tranquilo porque, "si no, esto puede terminar muy mal", al tiempo que les pide que no le hagan perder la cabeza porque no sería responsable de sus actos.

Según explicó a los periodistas Luis Martín, jefe de Extinción de los Bomberos de Sevilla, una vez que se controló el fuego del cuarto de contadores -que reventó parte del cerramiento exterior-, se comprobó que en la vivienda del detenido existía una "gran concentración de gas explosivo".

Se requirió la actuación de los Tedax para acceder a la casa, y se encontró el material incendiario -bombonas y unos sesenta litros de gasolina- que había sido preparado por este hombre, quien se había encargado incluso de colocar varias garrafas de combustible en varias plantas de edificio para favorecer la deflagración y provocar más explosiones.

En la casa del detenido se encontraron seis bombonas de butano con los reguladores abiertos y el manguito de conexión cortado -liberando gas- varias botellas de agua llenas de gasolina sin los tapones y dos recipientes más, de transporte de gasolina -también sin los tapones-, según el jefe de Extinción de los Bomberos.

De haber explotado, se podrían haber producido "daños importantes en la estructura del edificio, al margen de los daños personales, tanto por desplome, como por el fuego y el humo, según Luis Martín, quien aclaró que el único problema que tienen los vecinos en estos momentos para volver a sus casas -que no han sufrido ningún daño estructural- es que no hay luz, ni agua ni gas.

Además del material para aumentar la deflagración, en el piso del detenido se ha encontrado una bolsa con dinero, cuya cuantía no ha sido facilitada, pero que, según explicaron a Efe fuentes policiales se trata de "varios miles de euros", aunque los vecinos llegaron a hablar de medio millón de euros, y que, al parecer el detenido pudo dejar olvidada antes de provocar el incendio.

De los once heridos, actualmente sólo permanece ingresado en el Hospital Virgen del Rocío un hombre de 76 años, que tiene el 10 por ciento del cuerpo quemado, mientras que los otros dos heridos que tuvieron que ser hospitalizados -un niño, y un adulto-, ya han sido dados de alta tras haber sido atendidos por inhalación de humo.

TE RECOMENDAMOS