Quantcast
El tiempo en: Almería
Martes 03/08/2021

Desde el Baluarte

Hasta siempre amigo

Hace justo una semana que tuve conocimiento del fallecimiento de un buen amigo. Un colaborador durante muchos años en mi peregrinaje por los derechos

Publicado: 11/04/2021 ·
18:44
· Actualizado: 11/04/2021 · 18:48
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Salvador Pineda.
Autor

Miguel Ángel Ruiz Anillo

Miguel Ángel Ruiz Anillo es asesor jurídico y colaborador social en diferentes proyectos con una dilatada experiencia

Desde el Baluarte

Desde el Baluarte el autor pasa revista a la actualidad social vista desde su construcción más justa

VISITAR BLOG

Hace justo una semana que tuve conocimiento del fallecimiento de un buen amigo. Un colaborador durante muchos años en mi peregrinaje por los derechos de los ciudadanos. Alguien que siempre ha estado involucrado en una justicia social de la que muchos presumen en su defensa pero que pocos han ejercido la misma tal y como este amigo lo ha hecho durante muchos años.

Les escribo sobre Salvador Pineda, un defensor incansable del campo andaluz.

Recuerdo en estos días cómo le conocí. Había oído hablar de él, pero no le conocía personalmente, tenía únicamente referencias por los medios de comunicación. Algo que me imagino que le pasaría a él conmigo.

Nuestro primer contacto fue por trabajo, relacionado con eso que tanto le apasionaba y que era defender los derechos de los agricultores de la provincia de Cádiz. Fue precisamente para organizar en la localidad de Jerez de la Frontera lo que denominamos el “Mercado Agrario Transparente”, donde denunciábamos los incrementos de precios desorbitados que tenían los productos desde que salen del agricultor hasta que llega al consumidor. Ahí conocí su capacidad de trabajo y de organización.

Desde ese momento nos convertimos en amigos y colaboradores directos con multitud de actuaciones. Siempre fue un placer trabajar con alguien que tenía la mirada limpia y sin dobleces. Así era Salva, alguien al que mirabas y sólo veías en él fuerza social.

Recuerdo esos momentos en la Feria de Jerez, en la caseta de tu organización, la COAG. Un punto de encuentro social y político importantísimo en el que me integró desde la amistad.

Recuerdo nuestro último café en Jerez de la Frontera. Me llamó porque me pedía una firma que mucha gente le había negado. Lo hice sin dudarlo, con la lealtad que un amigo siempre puede tener hacia otro cuando no hay interés de por medio. En los momentos difíciles es donde se ven los verdaderos amigos y, desgraciadamente, Salvador Pineda pudo comprobar en ese momento de la vida con quién podía contar y con quien no. De eso hablamos en ese café, de la gente que le había dado la espalda pero también de la mucha que siempre estuvo a su lado.

Siempre nos felicitábamos por WhatsApp. A pesar de la distancia siempre manteníamos el contacto.

El pasado domingo lloré por quien fue y seguirá siendo un gran amigo. Como mucha gente no podía creerme lo que leía en las redes sociales. Fue un duro golpe para quien les escribe. Seguro que Salvador desde donde esté leerá estas líneas y sonreirá como siempre que le veía, reirá con esa fuerza de quien es conocedor de la importancia que tiene el trabajo y la constancia en todos los ámbitos de la vida.

Se ha ido muy pronto, aún nos tenía que enseñar muchísimas más lecciones de vida. Aprender de el ha sido un placer y siempre recordaré sus consejos el resto de mi vida.

Hasta siempre amigo, gracias por todo lo que nos diste.

 

COMENTARIOS