El tiempo en: Almería
Martes 16/07/2024
 
Publicidad Ai
Publicidad Ai

Barbate

Miguel Molina: "Quien diga que miento y que no soy honrado, que vaya a la Fiscalía"

El alcalde de Barbate ha salido al paso "de las mentiras, difamaciones y la campaña de acoso" que "he sufrido desde el derribo de una vivienda irregular"

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Cargando el reproductor....

El alcalde de Barbate, Miguel Molina, convocaba de urgencia una rueda de prensa para salir al paso de las acusaciones vertidas contra su persona desde que se produjese el derribo de una vivienda irregular en la Ribera de la Oliva.

Molina estuvo acompañado por la primera teniente de Alcalde, Ana Moreno; por el concejal de Urbanismo, Luis Caro; y por el segundo teniente de Alcalde, Juan Miguel Muñoz; y lo primero que hizo fue explicar que ha querido esperar a dar su versión para “respetar a nuestra Feria del Atún y al esfuerzo que han realizado empresarios, hosteleros, restaurantes, trabajadoras, organización del evento, empresas conserveras, etc…”, por lo que no quería “empañar un evento tan bonito y turístico con una cuestión tan desagradable como el acoso al que se ha sometido desde el día que se tiró la casa a Matilde en la Ribera de la Oliva”.

El primer edil denuncia que lleva “toda la semana sufriendo acoso y mensajes mal intencionados. También se han emitido imágenes sesgadas desde algún medio de comunicación que, curiosamente, no muestra el contexto y solo lo que les ha interesado para poder atacarme si cabe aún más”.

A pesar de “la campaña de acoso”, el alcalde quiso mostrar de nuevo su  “solidaridad con la mujer a la que se le ha tirado la vivienda. ¿A qué alcalde o concejal le gusta eso?”, aunque , “no es menos cierto que todo el mundo debe saber el contexto de las cosas”.

Molina explica que “en el año 2020, los alcaldes de Vejer, Conil y Barbate firmamos un convenio con la Junta de Andalucía, porque ellos son los que tienen la competencia en Disciplina Urbanística y deben hacerse cargo de la nuevas construcciones ilegales que se puedan producir en nuestros municipios”.

El problema es que “antes construían en parcelas de 5.000 m2, luego de mil, luego de quinientos y ahora hasta en 200 metros cuadrados”, con lo que “cada vez proliferaban más viviendas y sin control de agua, alcantarillado, etc…”. En este aspecto, Molina quiso destacar “un hecho curioso, sobre todo viendo lo que vemos ahora y es que quien firma y quien me llevó a ella, fue el ahora portavoz del PSOE, Javier Rodríguez Cabeza, que era mi concejal de Presidencia y quien preparó dicha firma”. Un concejal que “aunque ya nada me sorprende, hoy se escuda en lo contrario para hacer política aprovechándose incluso de las desgracias”. En opinión del alcalde, “hay que ser malo para utilizar esto políticamente”.

Por otro lado, “han sacado un video de campaña dando a entender que yo quiero regularizar Zahora, Caños y la Ribera de la Oliva y, mire lo que les digo, eso es verdad”, pero “lo que planteé y sigo planteando son dos opciones, por un lado,  la realización del PGOM”, aunque claro está “nunca un plan de ordenación se ha podido hacer en un año”.

Al respecto, “como todo el mundo puede comprobar, hemos incluido en el Presupuesto una partida económica para ello y que en breve saldrá a licitación”, cuestión que “trabajaremos hasta donde los técnicos permitan que se pueda regularizar”, porque como dije y como insisto en decir ahora “milagros no hacemos. Cualquier tramitación tendrá que estar ajustada a lo que permita la Ley para la Ribera de la Oliva, la Oscuridad, los Veteranos, El Cañillo, El Soto, Manzanete, San Ambrosio, Zahora, Caños y Zahara de los Atunes”.  Con esa partida presupuestaria “vamos a comenzar el nuevo PGOM, pero tardará tarde cuatro o cinco años”.

En cuanto a la segunda opción “es algo que llevamos trabajando con los vecinos y vecinas de Zahora más de dos años”, y “se acordó con ellos para meter el agua. Ellos pagaron las obras y las infraestructuras, como debe ser, al tiempo que se realizaba una innovación del PGOU vigente del año 95 para pasar su suelo a urbano”.

Al respecto, “este miércoles va a pleno la provisional 2, que es un buen ejemplo de cuando los vecinos se unen para  trabajar seriamente en su regularización, estando dispuestos a ceder con cuestiones como el pago de los costos de urbanización, etc…”, y es que “lo que no se puede hacer es querer que el Ayuntamiento les haga todo y lo paguen el resto de vecinos de Barbate que jamás han construido de forma irregular, y a  esto es a lo que me refería cuando hago el discurso antes de las Elecciones”.

Molina quiso dejar claro que antes de las elecciones “ni conocía a Matilde, ni a Eusebio, ni a casi ninguno de los de la Ribera de la Oliva que han construido en estos últimos años y que me dicen en algunos vídeos en las redes sociales y en declaraciones en algunos medios que yo les prometí que si me votaban, les solucionaba el problema”… “eso es mentira y les invito a que me digan cuando me he reunido con ellos”.

A “Eusebio lo he conocido hace apenas mes y medio y jamás, repito, jamás, le dije que me votara y así legalizaría su casa”. Además, “invito a alguien de la zona que me diga a la cara si le he dicho eso alguna vez a alguien. Eso es mentira. Lo único que dije y así sale en ese vídeo es que voy a iniciar el PGOUM, con la intención de regularizar la zona  porque es el único sitio por donde Barbate puede crecer”,  pero “sin referirme a las casas que tienen procedimientos abiertos porque yo ni las conocía. Matilde igual que otros muchos en esta zona han construido en zona de influencia litoral. Han tenido, incluso antes de empezar a construir, hasta doce requerimientos de la Junta diciéndoles que no construyan y le han precintado la obra hasta en dos ocasiones. Es decir, no estamos hablando de una casa antigua familiar, es una vivienda que desde el principio te están diciendo que no la hagas. Se ha saltado la ley varias veces, y ella ha sido consciente de ello. Sabía perfectamente que se arriesga a que se la tiren. En vez de echarle las culpas al alcalde, que yo no he estado en ningún momento en este proceso de advertencias continuadas,  ¿por qué no le echa la culpa a quien le vendió la parcela para que construyese en el terreno y a quien le asesoró para que continuara con la obra saltándose incluso los precintos?”.

La respuesta es que “claro, es más fácil échame a mí. La culpa de sus propios errores y de saltarse la ley, no, lo más sencillo es insultarme y salir diciendo que el alcalde tiene la culpa de todo. Eso no es así. Eel alcalde tiene constancia de todo esto hace más o menos un mes y medio. Ellos alegan que necesitan el empadronamiento, pero tenemos una carta de la Junta diciendo que en el Polígono 8 no podemos empadronar”. A pesar de ello, “me preocupo y siendo sensible a la situación busco asesoramiento legal y me dicen que eleve una consulta al INE (Instituto Nacional de Estadística) cuya respuesta me la adelantan favorable por el buzón y esperamos a que nos llegue oficial”.

A pesar de esa respuesta del INE tarde en llegar y “viendo que se acerca las fechas del derribo, realizo providencias para que se acerque a las viviendas la Policía Local para comprobar que viven allí y que se vayan haciendo los informes para proceder a empadronarla”. Y hace unas dos o tres semanas los vecinos de la zona le solicitan una reunión en la que el alcalde los recibe en el Salón de Plenos.

Tras dicha reunión, el alcalde adquiere “tres compromisos con ellos: empadronar a Matilde”; “hablar con la Junta de Andalucía para ver si se puede retrasar la demolición”, para ello se desplaza a Sevilla  “para una reunión tras la cual obtengo el teléfono del inspector y de su coordinador al ver que no consigo nada por parte del inspector de la Junta”.

Estos dps puntos “estaban vinculado a Matilde y los realicé y así se lo hice saber a ella y a su abogado, es decir que desde la Inspección de la Junta no estaban por la labor de demorar el derribo y que yo no he conseguido pararlo”.

En cuanto al tercer compromiso “parte de que les pido a los vecinos de que se unan y contraten a un equipo urbanístico y a un abogado para que busque una solución conjunta”, que “podría ser un Plan Especial Ambiental (asunto que también me lo descarta el coordinador de la Junta diciendo que no es posible cuando existen expedientes sancionadores al respecto)”.  Sin embargo “seguimos trabajando para ver qué soluciones legales podemos ver en estos meses y es necesario que ellos nos planteen también”.

En suma, el alcalde afirma que “he cumplido con mis compromisos y con lo que me pidieron, así que de mentiroso nada”, aún así cuando se produce “el derribo, me dicen que  yo soy el culpable de todo”, así que “viendo esa actitud les quiero recordar que yo no he construido en suelo rústico y protegido, cerca del río. Yo no he obviado desde el principio los requerimientos de la jJunta para que no construyese. Yo no he levantado precintos y me he enterado de ello al pedir informes la semana pasad. Además, me enteré de la problemática cuando se ponen en contacto conmigo hace unos dos meses y es que asumo, como alcalde, que cuando va todo bien nunca me llaman, pero cuando tienen problemas la culpa es mía”.

Por otro lado, Molina insiste en que “jamás me reuní con estas personas antes de las elecciones para pedirles el voto y a cambio no se le tirarían las casas. Eso es mentira, una mentira que me duele y mucho y  les invito a que aporten pruebas”.

El alcalde también criticó la actitud del portavoz del PSOE, Javier Rodríguez Cabeza, que “estaba conmigo cuando firmé el convenio con la Junta y que ahora se pone de perfil. Él sabe perfectamente que contra una resolución judicial poco se puede hacer”.

Miguel Molina reitera que “yo no he tirado ninguna casa, lo ha hecho la jJunta dentro de sus competencias con un mandamiento judicial. Y lamentablemente y mucho me temo que habrá más derribos pero no por mi culpa. Viendo los informes de la Junta muchos sabían perfectamente el riesgo que asumían y si no es así que le pidan responsabilidades a quienes le aconsejaron construir ahí y seguir con la obra”.  

Y “habrá derribos, pero ojo, ya ha habido (y seguirá habiendo) derribos en Vejer, en Conil, en Chiclana y ahora en Barbate y en todo el litoral andaluz con alcaldes de todos los partidos políticos, así que menos decir mentiras a la gente y aconsejarlas a que hagan las cosas bien”.

Molina espera que “por tanto no me echen la culpa a mí de lo que han hecho ustedes, además advirtiéndoselo con antelación desde la Junta. Echen la culpa a quienes les han asesorado a seguir y por supuesto, a quien en política quiere aprovecharse de las miserias de otros tal y como vemos que un partido está haciendo”, una actitud que “tiene un nombre y es ser miserable”.

Para terminar, Molina quiso desmontar “otra mentira más. No tengo terrenos en el campo, como dice Eusebio en Tuya la Janda. Es más,  le reto a que me diga donde tengo el terreno, pero también reto a que me digan dónde tengo el ático en Zahara de los Atunes”, y es que “sinceramente, como alcalde, pero como vecino de Barbate y sobre todo como padre de dos hijas, estoy harto de todas las mentiras que dicen constantemente de mi persona y que algunos promueven para sacar réditos políticos. Lo digo abiertamente, soy honrado y quien diga lo contrario que lo demuestre, pero no en los bares o en las redes sociales. Si alguien dice que no soy honrado, que soy corrupto, que vaya a la Fiscalía y me denuncie porque esa es su obligación. Yo sólo tengo la vivienda familiar y el piso donde me he criado con mi madre. Así que dejen de decir mentiras que ya son cansinos”.

Y respecto a las acusaciones que “y mentiras que lanzar algunos miembros de una asociación vecinal de Zahora, decir que no tienen agua es incierto. Muchos de ellos tienen agua, incluso en su puerta, el problema es que no quieren pagar un AFO”, y puso como ejemplo “el hecho de que con más de 250 vecinos llegamos a un acuerdo mediante convenio y tienen agua y ahora vamos a la aprobación de su innovación porque ellos están dispuestos a invertir”, sin embargo “a algunos representantes de la asociación de vecinos Costa de la Luz no les gustan los arquitectos porque todos les dicen que tienen que pagar y ellos no quieren. Aun así hemos licitado esta semana cinco planes especiales ambientales para Zahora, por lo que no sé qué más quieren. Además vamos a licitar en breve el nuevo PGOUM, pero ojo, un plan de ordenación, su elaboración, no es barato, cuesta  entre 700.000 y 900.000 euros y no se hace en un año… la LISTA contempla cuatro años”.

Con respecto al asunto del empadronamiento de la Ribera de la Oliva, “di instrucciones para que se empadronasen a los vecinos y aunque algunos me hayan linchado en redes y, no voy a dejar de hacerlo porque es la ley y debo cumplirla y porque mi intención siempre ha sido ayudarles.  Por otro lado, Molina agradeció  “el apoyo de muchos de estos vecinos que me han mandado mensajes y me han llamado para darme ánimos y para dejar claro que no participan de las difamaciones y mentiras que otros han vertido contra mi persona”.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN