Quantcast
El tiempo en: Almería
Miércoles 06/07/2022
 

Curioso Empedernido

Buenas y malas razones

Estamos en una época distinta en la que hemos de aprender a utilizar las nuevas tecnologías, ya que en caso contrario nos quedaremos solos y atrás

  • Juan Antonio Palacios.

En los argumentos de nuestras acciones encontraremos buenas y malas razones para actuar de una u otra forma. A veces nos encontraremos satisfechos y tranquilos y otras descontentos y disgustados. Lo que siempre veremos son buenas y malas razones para tomar decisiones en uno u otro sentido y amoldaremos nuestras prioridades según nuestras conveniencias.

Estamos en una época distinta en la que hemos de aprender a utilizar las nuevas tecnologías, ya que en caso contrario nos quedaremos solos y atrás, porque lo importante no será tener mucha y buena información , sino saber emplearla para resolver los problemas que se nos presenten.

Vivimos una etapa de muchas tensiones, alteraciones e irritaciones, en la que se aprecian y le damos más valor a los gestos de afecto que nos provocan felicidad, y disfrutaremos con responsabilidad y respeto a los demás de nuestro ocio y diversión, siempre que nos sirva para limar asperezas y aclarar ciertas actitudes , escuchando los problemas de los demás y pudiendo desahogarnos, contando los nuestros.

Bendiciones  y maldiciones, igualdades y desigualdades , lealtades y deslealtades, construcciones y reconstrucciones, innovaciones y renovaciones, la clave no está en gobernar , sino en saber como hacerlo. Hemos de equilibrar los avisos y las visiones, los juicios y los prejuicios.

El reducido mundo de los ricos trafica con el amplio universo de los pobres, y hace que nos parezcan diferentes aquellos que siempre son lo mismo , o que entre el odio y el amor, héroes y villanos terminemos no distinguiendo ni sentimientos ni personajes.

Y recorriendo un largo y tortuoso camino nos acabemos encontrando con las peripecias del hombre que no ignoraba nada o también conocido por “el insufrible”, que entre lo trágico y lo cómico, los migrantes que vienen y van, lo estoico y lo épico , lo solitario y lo acompañado , lo simbólico y lo ejemplificador , irá dando lecciones magistrales de todo aquello que no tiene ni zorra idea.

Entre las buenas y las malas razones, en el todo a punto , desde el poder sin complejo, irá hilvanando secretos de calidades y uniendo voces de cantidades, hasta que el griterío se convierta en una masa coral que interprete himnos y marchas oficiales y pasodobles populares.

Sin razones ni corazones , iremos encontrando claves de éxito y códigos de fracaso , filtraciones e infiltraciones , a aquellos que son y asomarán los que vendrán, lo que se ve con nitidez y lo que se aprecia a primera vista . Sendas que nos llevan hasta la oscuridad o aquellos otros al final de los cuales vemos luces, entre deseos y destinos , excesos y comedidos, , ofensivas y defensivas.

Hay claves e informaciones que no tenemos y cosas que suceden en nuestro entorno y de las que no nos damos cuenta. No nos pongamos trabas que son imaginaciones y fabulaciones . Siempre es mejor ver el vaso medio lleno que medio vacío. No dejemos que los nervios nos traicionen. Escuchemos  bien , antes de hablar.

Hemos de tomar partido, y no refugiarnos en los neutralismos y las equidistancias, en las que todo vale pero nada sirve, con pasos hacia atrás y saltos al vacío , dándole todo tipo de rodeos a decisiones que tenemos claras y que ya hemos tomado.

Retomemos la tranquilidad y vamos a tener la oportunidad de pasarlo bien, y despertaremos  a nuestro alrededor una corriente de empatía o un apoyo emocional especial, que nos hará sentir en plena armonía para tener la visión y la fortaleza de dejar los cargos por decisión propia, y no esperar a que nos echen a gorrazos.
                           

TE RECOMENDAMOS