Quantcast
El tiempo en: Almería
Miércoles 06/07/2022
 

Curioso Empedernido

Errores y mentiras

Casi siempre, elegir las palabras inadecuadas para expresar algo nos pueden dar lugar a confusiones o a sentencias que juzgan a personas, cosas y lugares

  • Juan Antonio Palacios.

Todos nos equivocamos en algunas ocasiones si tomamos decisiones. Hay momentos que las dudas nos asaltan, y ante la falta de certeza sobre la realidad, recurrimos a las ocurrencias sobre lo que sucede y sobre lo que no, de manera casual y sin causa que lo justifique..

Hay gente que se falsifica a sí mismo, y se inventa un universo inexistente, tanto interior como exterior, que da lugar a malentendidos y si nos fijamos con atención nos resulta difícil volar siendo nosotros mismos. Hay mentiras que cambian el mundo y otras que son domésticas, como de andar por casa.

Incluso en los documentos más oficiales se han publicado grandes falsedades. Cuantas habremos leído en Boletines Oficiales, cuantos conceptos superficiales nos aparecen encerrados en palabras aparentemente profundas. Entre persuasiones y seducciones , descubrimos demasiados errores y algunas mentiras.

El ejercicio del poder está lleno de contradicciones que parecen eficaces, y palabras grandes dichas con toda solemnidad que no dicen nada salvo obviedades e insustancialidades. Además de vocablos que nos parecen  más importantes cuanto más largos son.

Casi siempre, elegir las palabras inadecuadas para expresar algo nos pueden dar lugar a confusiones o a sentencias que juzgan a personas, cosas y lugares. Errores que son la expresión de exigencias y mentiras, que anuncian normalidades inexistentes.

Versiones de desconfianza y recuperaciones que nos empeoran. Acontecimientos que nos hacen más abiertos, pero necesitan lugares de encuentros, sin impulsos ni apresuramientos. Superando errores y mentiras, buscamos recortar distancias y concordias dentro de las discrepancias.

Cuando todos saben lo que pasa y no ponen remedio, cometen un gran error, pero si fabrican algo que no es cierto, construyen una monumental mentira, y se pierden en una inmensidad en la que se quedan solos y aislados. Esa negación de la realidad nos acerca más a la literatura que a las vivencias.

A propósito de algunas cosas que oímos de boca de responsables públicos, entre errores y mentiras, nos provocan risas y carcajadas, mientras ellos buscan frases felices para pasar a  la historia, potenciar su imagen y castigar al pueblo con sus medidas.

Uno de los mayores errores y mentiras, son las de aquellos que perdidos en el fondo de las situaciones , buscan los primeros planos e intentan escribir historias completas e interesantes., rodeándose de lo bueno y rescatando del olvido recuerdos que puedan convertir en hermosos relatos.

Al comenzar este artículo, me encontraba como ante un lienzo en blanco y fui recogiendo sensaciones, observaciones, pensamientos  y palabras, y juntarlas  para que produjeran las sinergias convenientes  y contarles algo novedoso y diferente.

No sé si lo dicho les resultará práctico, o puede ser reivindicativo para algo que desean conseguir, o simplemente es una combinatoria estética que les entretiene. Sea como sea, si me han dedicado cuatro o cinco minutos de su tiempo, creo que ha merecido la pene.

Me encantaría que además, les haya hecho pensar y que encuentren que siempre hay motivos para  ver las cosas de otra manera, de probar caminos inusuales, escuchar otros instrumentos, darnos una tregua para replantearnos nuestros esquemas y decir adiós a lo que hemos hecho de la misma manera , en ocasiones por comodidad y en otras por cobardía.

TE RECOMENDAMOS