Quantcast
El tiempo en: Almería
Sábado 13/08/2022
 
Publicidad Ai
Publicidad Ai

España

Casado: "Lamento lo que haya hecho mal y siento la reacción que he sufrido"

"Tengo la conciencia muy tranquila, llena de agradecimientos, sin rencor ni frustración, me habéis permitido estar en la historia de España"

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Casado.

El todavía presidente del PP, Pablo Casado, se ha despedido "sin rencor" ante la Junta Directiva Nacional y ha deseado "suerte" y "acierto" a su sucesor al frente del partido, con toda probabilidad el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, a quien dará todo su respaldo "desde la máxima prudencia y discreción".

En el discurso que ha pronunciado en abierto ante la Junta Directiva Nacional del PP de poco más de diez minutos de duración y que ha acabado con una ovación con prácticamente todo el auditorio en pie, Casado ha asegurado en tono de despedida que tiene "la conciencia muy tranquila, llena de agradecimiento, sin rencor ni frustración".

"Me habéis permitido estar en la historia de España, al lado de Fraga, Aznar y Rajoy. Al lado de los lideres europeos y americanos de nuestra alianza política. Y sobre todo a vuestro lado", ha dicho a los alrededor de 400 miembros de este órgano, entre los que hay presidentes de comunidades autónomas, diputados, senadores, eurodiputados y cargos orgánicos.

También ha lamentado "todo lo que haya hecho mal y la situación que han sufrido durante esta semana" los militantes y votantes del PP, tras la crisis sin precedentes a la que condujo el choque de la dirección con la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, presente en el acto.

"Y también siento, tengo que decirlo, la reacción que he tenido que sufrir, que es inédita en nuestra historia democrática, y creo sinceramente que no merezco ni merecería ninguno de vosotros", ha añadido Casado, que pactó con los barones del partido seguir como presidente del PP hasta la celebración del congreso extraordinario previsto el 2 y 3 de abril en Sevilla y que elegirá a su sucesor.

Será casi con toda probabilidad el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, de quien Casado ha dicho sentirse especialmente "orgulloso".

"Siempre me ha brindado su lealtad y amistad, las mismas que él recibirá de mí para lo que decida hacer en un futuro", ha declarado.

Más adelante, y sin mencionar el nombre de Feijóo, ha deseado "muy sinceramente toda la suerte al próximo presidente del Partido Popular".

"Le deseo mucho acierto en su empeño y todo el éxito para concitar la lealtad y el respaldo que sin duda va a necesitar. El mío lo tendrá el primero, desde la máxima prudencia y discreción", ha apuntado.

Casado ha recordado en su intervención que hace cuatro años sus compañeros lo eligieron presidente del PP en las primeras elecciones primarias del partido y "en medio de una situación muy compleja", tras la moción de censura contra Mariano Rajoy, con "el espacio de centro derecha fracturado" y cuando estaban "en tercera posición en las encuestas".

Sin embargo, ha destacado que poco después el PP logró por primera vez gobernar la Junta de Andalucía y afrontaron las elecciones gallegas, vascas, catalanas, madrileñas, castellanas y leonesas, "con varias mociones de censura y ataques a nuestra estabilidad entre medias".

Pese a las dificultades, ha asegurado que en el tiempo en el que ha sido presidente del PP han logrado "devolver la ilusión a los militantes, renovar la organización sumando a los que se habían ido y defender la unidad interna para dar a todos su sitio, fueran conservadores, liberales o demócratacristianos".

Además, ha resaltado que se ha guiado "en todo momento" por "la defensa de la libertad, de la unidad de España, del Estado de derecho, de la familia, y de la ejemplaridad pública", en un mensaje implícito a Ayuso, a la que la dirección del PP pidió explicaciones por el supuesto cobro de unas comisiones por parte de su hermano en unos contratos de la Comunidad de Madrid.

"No concibo la política sin la ética de la responsabilidad, sobre dos compromisos esenciales: la construcción de un proyecto político reformista, centrado y ganador, y la regeneración para recuperar la confianza de la sociedad en el buen nombre de nuestro partido", ha comentado Casado.

El todavía presidente del PP ha querido marcar distancias con Vox al asegurar que sigue creyendo "en la política seria e institucional, en la defensa de la razón frente a la invasión del sentimentalismo y el auge populista".

"La responsabilidad ahora no cotiza al alza, pero no debemos caer en la tentación de competir en el terreno de juego de nuestros adversarios, porque dejaríamos huérfana a una mayoría social mientras perdemos la fortaleza política y moral de apelar a ella", ha señalado.

Asegura Casado que el PP es "la única gran formación que invoca a todo lo que nos une como españoles" y niega que sea "la red que divide la cancha en dos mitades ni una zona políticamente neutral entre dos polos opuestos".

Ha lamentado que no ha sido fácil tener enfrente al Gobierno de Pedro Sánchez que, según ha denunciado, "ha usado todo el poder del Estado contra la oposición y los consensos democráticos de la Transición y la Constitución".

Y ha defendido que el PP es "un partido de Estado" que ha actuado con responsabilidad "en la pandemia, en la reconstrucción económica, en las crisis migratorias o ahora en la guerra de Ucrania", y es también "un partido de Gobierno".

"Hace cuatro años os dije que venía con las manos blancas, los bolsillos limpios y el corazón enamorado de España, y así seguiré a vuestra disposición, para ayudar en esta nueva etapa y para apoyar a quien la continúe. Ser presidente del PP es un privilegio, no un derecho, y honraré ese privilegio siempre", ha concluido. 

TE RECOMENDAMOS