Quantcast
El tiempo en: Almería
Miércoles 06/07/2022
 

España

La responsable de Compras del Ayuntamiento: "Por Dios, dime algo, nos han estafado seguro"

La querella recogía que el Ayuntamiento recibió 2,5 millones de pares de guantes de nitrilo de calidad "muy inferior y características distintas"

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
  • Guantes.

Los mensajes entre Alberto Luceño y la responsable de Compras del Ayuntamiento de Madrid, Elena Collado, que incorpora el sumario de la investigación contra Luis Medina y su socio por una presunta estafa en la compra de material sanitario para la ciudad de Madrid recoge el temor de ella tras haber recibido material defectuoso de guantes de nitrilo.

"Por favor, llámame. Esto es lo peor que me ha pasado en la vida", le comenta nerviosa Collado a Luceño en un mensaje de Whatsapp fechado el 8 de abril de 2020. Su interlocutor le contesta "Elena, estoy en China ahora te llamo". Tras ello, la responsable municipal le insiste: "Por Dios, dime algo, nos han estafado". A ello, Luceño le insiste: "no, cuelgo y te llamo".

La querella de la Fiscalía Anticorrupción recogía que el Ayuntamiento de Madrid recibió dos millones y medio de pares de guantes de nitrilo, de calidad "muy inferior y características distintas a las que se le habían ofrecido, y por los que este pagó aproximadamente el cuádruple del precio que tenían ese tipo de guantes en un supermercado de Madrid en esas mismas fechas".

En el caso de los guantes de nitrilo, Alberto Luceño había asegurado a este alto cargo del Ayuntamiento que se trataba de "guantes de 40 mm de longitud, de gran calidad y que cubrían la mayor parte del brazo". Sin embargo, los guantes que se recibieron el 8 de abril de 2020 eran guantes de "ínfima calidad y que solo llegaban hasta la muñeca".

Al igual que con las mascarillas, según la querella, se había pactado una comisión para Medina y su socio, por la que se obtendrían 4 millones de dólares en comisiones (el 426% del precio real del producto), y a las que los querellados renunciaron para "intentar contentar al Ayuntamiento de Madrid", visto el fracaso de la operación y ante las quejas de la mala calidad de los guantes.

TE RECOMENDAMOS