Quantcast
El tiempo en: Almería
Miércoles 10/08/2022
 

Granada

El Castillo de San Miguel de Almuñécar recibió 23.900 visitantes en 2021

El Museo Cueva de los Siete Palacios recibió a más de 11.200 turistas en el mismo periodo

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
  • Castillo de San Miguel.

El Castillo de San Miguel de Almuñécar se ha consolidado como uno de los referentes del turismo monumental de esta ciudad de la costa de Granada con 23.899 visitantes en 2021, según los datos que ha ofrecido este jueves el concejal de Cultura sexitano, Alberto García Gilabert. El Museo Cueva de los Siete Palacios recibió a más de 11.200 turistas en el mismo periodo

El amplio y rico patrimonio monumental y arqueológico de Almuñécar que dejaron las distintas civilizaciones que durante los más de 3.000 años de historia pasaron por ella es uno de los atractivos para el visitante amante de la cultura, según ha resaltado este Ayuntamiento granadino en una nota.

El monumento del Castillo de San Miguel ha experimentado mejoras durante el pasado año para hacer el espacio más atractivo y accesible para los visitantes. "Aprovechando las nuevas tecnologías, se incluyeron códigos QR en cada resto arqueológico para facilitar la interpretación del lugar para ver cómo era en la antigüedad", ha afirmado el edil.

Asimismo, se han pintado todas las estructuras externas, se han adecentado los caminos, se ha realizado una reforma en las escaleras interiores del complejo y una ruta accesible para personas con discapacidades.

Situado en el Barrio de San Miguel y coronando la población de Almuñécar, esta fortaleza árabe ocupa el espacio que ya aprovechan fenicios y romanos, tal y como lo demuestran diferentes fuentes y estructuras de edificios romanos. Sin duda las estructuras del castillo son de época musulmana, pues llegó a ser residencia de descanso de la dinastía nazarí, en el siglo XIII.

A finales del reinado del Rey Católico Fernando, en el siglo XVI, se construyó el foso, el puente levadizo y la fachada de entrada con sus cuatro torreones circulares. Durante la Guerra de la Independencia contra los franceses, sufrió el bombardeo de las tropas inglesas, quedando en estado ruinoso.

Sería utilizado como cementerio cristiano hasta principios de los años 80 del siglo pasado. Destaca un pabellón de estilo neoclásico, sin ninguna conexión aparente con la estructura del castillo, que pudo ser construido en el XVIII, y que se ha convertido en la sede del Museo de la Ciudad.

TE RECOMENDAMOS