Quantcast
El tiempo en: Almería
Viernes 01/07/2022
 

Granada

Una granadina encuentra al perro de una familia que llevaba siete años buscándolo

El dueño de Dico murió al poquito de desaparecer con la pena de no haber podido encontrarlo

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Pepa Tenorio, vecina de Deifontes, junto a Dico.

"La loca de los perros", como ella misma se hace llamar, acaba de completar esta misma semana una pequeña gran misión perruna con la que ha logrado devolver a Dico, un pastor alemán de ocho años, a la familia de su dueño, que falleció con la tristeza de haber perdido a su mascota en 2015.



Las imágenes de este singular rescate con final feliz acumulan ya centenares de miles de visualizaciones a través de las redes sociales, donde Pepa Tenorio compartió su particular hazaña, que se suma a otras muchas que esta animalista emprendió hace tres lustros.

Esta vecina de Deifontes (Granada), al igual que relata visiblemente emocionada en el vídeo que se ha hecho viral en internet, ha explicado a EFE que este pasado lunes, cuando se desplazaba junto a su pareja -Antonio-, en su vehículo por la carretera que une esa localidad con la de Iznalloz, se cruzaron con un perro abandonado.

Aunque en las imágenes no se puede apreciar bien el estado en que se encontraba el can, comprobó que estaba muy envejecido y prácticamente "en los huesos".

"Como el maletero de mi coche es una tienda de animales andante llevo, además de comida para intentar atraer a los animales, un lector de microchips, se lo pasé y comprobé que lo tenía", relata Pepa, quien inmediatamente después se puso en contacto con su veterinaria de confianza.

Esta última, tras hacer las correspondientes comprobaciones, confirmó que el can aparecía registrado como perdido desde 2015, por lo que contactó con su dueño, quien a su vez llamó por teléfono a la hábil rescatadora.

"El muchacho estaba llorando porque llevaban siete años buscándolo. Dico era de su padre, que murió al poco tiempo de la desaparición -creen que se lo robaron- con la pena de no haber podido encontrarlo", ha continuado.

Acordó entonces un lugar para devolver el perro a esta familia del vecino pueblo de Albolote: "Fue muy emocionante. Al final es como si le hubiéramos devuelto a un trocito de su padre", ha añadido.

Pepa, que combina su trabajo en una gasolinera con su activismo a favor de los animales, confía en que esta historia sirva para concienciar a los dueños sobre la necesidad de colocar chips a sus mascotas.

Tal y como explican desde el Registro Andaluz de Identificación Animal, dependiente del Consejo de Colegios Oficiales de Veterinarios, los microchips son un elemento inerte y su implantación, que es totalmente inocua, se hace mediante un aplicador estéril que, al ser indolora, no requiere sedación del animal.

En Andalucía es obligatorio desde 2003, de acuerdo a la Ley Protección de los Animales, aunque tanto la normativa de perros potencialmente peligrosos, como ordenanzas de numerosos municipios ya establecían este método de identificación como obligatorio con anterioridad.

La pequeña gran heroína, que lleva media vida rescatando animales de las calles y que ha llegado a tener adoptados hasta una treintena de perros, espera también que la historia de Dico haya servido una vez más para dar voz a quienes no la tienen.

"Estoy abrumada con la repercusión que ha tenido el vídeo del perro, no me explico cómo ha podido llegar a tanta gente en un día y medio", ha comentado emocionada la animalista, quien al mismo tiempo se muestra muy contenta de poder dejar su huella en la vida de estos seres únicos de cuatro patas.

"Le pido a la gente que, cuando encuentre a un animal abandonado, no mire para otro lado. Ese ser puede esconder una historia, a una familia que lo esté buscando. Siempre podemos hacer algo por ellos", ha concluido. 

TE RECOMENDAMOS