Quantcast
El tiempo en: Almería
Martes 09/08/2022
 

Granada

Asaja apunta a paros en agricultura y ganadería y exige medidas al Ejecutivo

Este colectivo ha recordado que la situación ya era "límite" a finales de 2021 con la subida del combustible respecto del año anterior un 78%

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
  • Agricultura.

La organización Asaja ha apuntado este martes que, dados los elevados costes energéticos, la agricultura y la ganadería va a tener que parar su actividad, y ha exigido al Gobierno que no siga "haciendo caja" con los impuestos y tome medidas para abaratar precios, especialmente del gasóleo agrícola.

Este colectivo ha recordado que la situación ya era "límite" a finales de 2021 con la subida del combustible respecto del año anterior un 78 %, de los fertilizantes hasta el 200 % y del precio de la luz el 270 %.

Esto hacía que se doblara la inversión para iniciar las labores de siembra de las explotaciones agrícolas, con la incertidumbre además de la falta de lluvias y la declaración de sequía extraordinaria en el 80 % de la cuenca del Guadalquivir.

Según Asaja, las lluvias de los últimos días han dado un respiro al campo y muchos agricultores podrían animarse a abonar sus cultivos tras las siembras, pero el precio de uno de los abonos de cobertera más utilizados por los agricultores, la urea, está al "desorbitado precio" de 1.200 euros por tonelada y sus bolsillos "no dan para más".

Además, se ha disparado igualmente el precio del gasóleo, que en poco más de quince días ha pasado de 1,064 euros por litro a 1,47, mientras que el precio de la luz a 227,64 euros por megavatio hora de media los últimos tres meses dobla el precio récord de 2021.

Todos estos factores están lastrando la economía del sector primario, "que va a tener que parar, porque los agricultores y ganaderos no solo no están cubriendo costes, sino que trabajan para arruinarse", ha señalado Asaja.

Desde Asaja han advertido de que está en juego la continuidad de las explotaciones agrarias y ganaderas y han exigido al Gobierno que no siga "haciendo caja" con los impuestos y tome medidas para abaratar los costes energéticos.

Se debe, además, aplicar la modificación de la Ley de la Cadena Alimentaria aprobada el pasado mes de diciembre de 2021, que todavía no ha puesto en marcha las medidas en ella previstas, y otras como la contratación de dos potencias eléctricas a lo largo del año, discriminando la época de riego y de no riego, así como la bonificación de hasta un 35 % y un 15 % de la factura del gasóleo y la de los plásticos y fertilizantes.

TE RECOMENDAMOS