El tiempo en: Almería
Lunes 22/07/2024
 

Granada

Detenido el hombre de confianza de la cuarta mafia italiana por un asesinato

Es un hombre de confianza del clan 'Raduano', la cuarta mafia italiana, aunque el autor material de los disparos fue su jefe

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Cargando el reproductor....

El detenido por su participación en el asesinato a tiros de un narcotraficante en Alhendín el pasado noviembre es un hombre de confianza del clan 'Raduano', la cuarta mafia italiana, aunque el autor material de los disparos fue su jefe, actualmente recluido en una prisión italiana.

Según ha informado la Guardia Civil, la operación "Camine" ha permitido detener al hombre de confianza del jefe del clan Raduano, por su participación en el asesinato registrado el pasado 21 de noviembre en el Camino de La Malahá de Alhendín, en el área metropolitana de Granada.

Los investigadores han descubierto que el autor de los disparos fue el jefe del clan, que actualmente se encuentra recluido en una prisión italiana.

El asesinato se produjo en la puerta del domicilio de la víctima, donde el jefe del clan y su hombre de confianza dispararon tres veces a la víctima con una escopeta de caza antes de huir en un vehículo robado.

El fallecido era un conocido narcotraficante que traficaba internacionalmente con hachís y el clan de los Raduano había contactado con él para hacer negocios y le había entregado una importante cantidad de dinero.

Sin embargo, los dos cargamentos de hachís financiados con este dinero fueron interceptados, uno por la Guardia Civil en Alicante y otro en Francia.

Fruto de estas intervenciones, la mafia le exigió a la víctima la droga y esta tuvo que esconderse en una urbanización de Alhendín.

E jefe del clan que se había fugado de una prisión italiana y había huido del país, se refugió en la vivienda que su lugarteniente tenía en Otura (Granada), también huido de la justicia italiana.

Una vez que averiguaron dónde vivía el narcotraficante que les debía dinero, elaboraron un plan para acabar con su vida.

Para ello, robaron tres coches en Granada, les cambiaron las matrículas y comenzaron a vigilar con ellos el domicilio de su víctima para averiguar sus rutinas, tras lo que lo esperaron y le dispararon.

Las únicas pistas con la que los investigadores contaban al inicio de la investigación eran tres cartuchos de escopeta de caza del calibre 12 y las imágenes de un turismo de color rojo huyendo del lugar del crimen.

Este vehículo apareció calcinado al día siguiente en Las Gabias y la Guardia Civil supo que era robado y que había estado circulando con matrícula falsas, datos con los que se fue cerrando el círculo en torno a un ciudadano italiano que vivía en Otura y a otro individuo que iba con él.

Gracias a la detención del italiano que vivía en Otura, reclamado por la justicia italiana por tres asesinatos agravados por el método mafioso y dos homicidios en grado de tentativa, se averiguó que el segundo sospechoso era el jefe del clan, y que, tras el asesinato, había abandonado España y había sido detenido en Italia.

Por tal motivo, los agentes acudieron a la prisión donde estaba el lugarteniente recluido esperando su repatriación y lo detuvieron por los delitos de asesinato, tenencia ilícita de armas, robo con violencia, robo de uso de vehículos, robo con fuerza, daños, falsedad documental y organización criminal.

La Guardia Civil ha localizado el arma homicida y munición en un lugar próximo a donde apareció calcinado el coche en Las Gabias.

El Grupo de Homicidios de Granada se ha hecho cargo de la investigación con la colaboración de Unidad Central Operativa (UCO), bajo la dirección del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 3 de Santa Fe (Granada), y en coordinación con la Fiscalía. 

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN