Quantcast
El tiempo en: Almería
Miércoles 06/07/2022
 

Jerez

Fajardo, preocupado por “jugar seis partidos en pocos días”

El entrenador hablaba de las salidas de la plantilla, una “situación dura”, con el objetivo de “ganar al Pozoblanco”

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
  • Emilio Fajardo, en rueda de prensa este martes.

El entrenador del Xerez CD, Emilio Fajardo, salía este martes a rueda de prensa en la previa del partido frente al Pozoblanco de este miércoles. El equipo por fin se estrenará en el 2022 y jugará el primero de sus tres partidos aplazados.

La actualidad xerecista en las últimas semanas ha estado marcada por la salida de futbolistas, una situación que el técnico tilda como “dura, es la realidad que hemos vivido en el último mes y lo trastoca todo a nivel personal y profesional. Tenemos que marcar una línea recta y ser claros para que todo el mundo lo sepa. Cuando salen cuatro compañeros futbolistas y dos profesionales del cuerpo técnico, evidentemente, es muy duro para todos. Unos han salido por unas circunstancias y otros por otra. La realidad es la que es y, a partir de ahí, el equipo está trabajando muy bien, de una manera exquisita eso es lo que te permite ser optimista y te hacer pensar que vamos a afrontar con garantías esta maratón de seis partidos que empezamos ante el Pozoblanco. Tenemos nuestro objetivo muy cerca y está en nuestra mano. Estamos ilusionados ante lo que nos viene”.

El alicantino entiende que tengan que producirse esas salidas y si “el club dice que la situación es la que es y algunos jugadores piden la salida, pues llegan. En algunos casos ha sido el club y en otros han sido ellos los que la han pedido por situaciones personales y esas son las que más duelen. El club está como está. Tenemos que regular unos números y, como he dicho antes, es muy duro. Llevamos dos meses viviendo sin nuestros sueldos normales y es lógico que lo trastoque todo. Ver a compañeros salir es durísimo. En lo que compete a mi cuerpo técnico, se han marchado los dos ayudantes que llegaron conmigo. Hay que analizar los seis meses que se han vivido aquí, ahora hay que pensar en los meses que nos quedan, en conseguir el objetivo y en que el club entre en los números que tiene que entrar. Esto se tiene que regular y si conlleva que el club no va a tener problemas económicos y todos vamos a estar felices los 16 o 17 que quedemos más los del cuerpo técnico, que nadie dude que vamos a competir como hasta ahora o como nunca”.

Eso sí, el entrenador no ha tenido voz ni voto en estas salidas, “han sido decisiones que ha tomado el club y decisiones personales de los implicados, ahí no he tenido nada que ver ni en una cosa ni en la otra. Hay que saber llevar la situación e intentar que los que quedan se hagan lo más fuerte posible y optimistas. Hay que ver que el futuro empieza con el partido ante el Pozoblanco, con seis partidos en quince días, y tenemos en el mayor aval, que es nuestra afición. Estoy convencido que ahora más que nunca, cuando nos tambaleemos, nos va a apoyar”.

También se le preguntaba por si el objetivo sigue siendo el ascenso de categoría, a lo que comentaba que “las situaciones que hemos vivido hasta ahora han sido muy duras, pero la ilusión no se pierde porque me tiraría del barco. Hay un respaldo detrás grande, una afición entregada y creo que se puede conseguir cualquier objetivo que nos marquemos. De todos modos, el primer gran objetivo es ganar al Pozoblanco y, a partir de ahí, ver los efectivos que tenemos para el partido ante el Córdoba y dejarnos la vida en El Arcángel. Ahora mismo, no queremos mirar más allá del partido a partido. No quiero hacer las cuentas de la lechera, lo que sí digo es que a ilusión no nos gana nadie. Hace ya más de un mes que dije que si había movimientos en la plantilla, el objetivo lo decidirá el club. El mío y el de la plantilla es ganar al Pozoblanco y de ahí no nos va a mover nadie”.

El equipo por fin vuelve a la competición y todos en la plantilla se encuentran “muy ilusionados. Estamos deseando jugar. Lo que mejor sabemos hacer es jugar al fútbol y entrenar. Ha sido un mes que ha sido una auténtica locura preparando partidos y se suspendían y había que preparar otro, creando otro tipo de estrategias y se volvía a suspender. Ha sido una auténtica locura. El futbolista viene del descanso de Navidad, pero ya ha sido como otra pretemporada sin saber cuándo vas a jugar realmente. La gente está ilusionada en jugar y deseando ponerse la camiseta del Xerez CD, sentirte futbolista y tener el cosquilleo de la previa del partido y estamos deseando que llegue la tarde del miércoles”.

Más de un mes sin competir y “más que la inactividad me preocupa que en quince días se jueguen seis partidos. Eso es brutal. Pienso que ha habido dos equipos que se han suspendido los encuentros sin tener nada que ver y que nos hayan puesto tres miércoles seguidos es brutal para cualquier categoría. Creo que podríamos haber jugado este miércoles y el domingo y la siguiente semana habernos dado descanso. Nosotros no mandamos y al final decidirán las piernas de los futbolistas y si hay alguna lesión no pasará nada porque los que mandan son los que mandan y no ven que somos plantillas de Tercera. Hay que ponerse en el caso de equipos como el Pozoblanco que se las tendrá que ver y desear para que esos chavales que trabajan por la mañana y salen a mediodía a ver cómo lo hacen. Es una auténtica locura el calendario. Si en estos 18 puntos hacemos nuestros deberes habremos sumado muchísimo, porque estamos viendo que llevamos un mes sin competir y seguimos en playoff de ascenso”.

TE RECOMENDAMOS