Quantcast
El tiempo en: Almería
17/10/2021

La Puntilla

La transparencia con visillo

La transparencia de la Junta siempre ha sido velada, de visillo, lo suficiente para que se vislumbrara el interior, pero exigua para poder distinguir

Publicado: 25/01/2019 ·
10:25
· Actualizado: 25/01/2019 · 10:26
Autor

Jesús González Beltrán

Jesús González es doctor en Historia. Catedrático de Historia Moderna en la Universidad de Cádiz

La Puntilla

La Puntilla es un análisis de la actualidad política, con especial referencia a El Puerto de Santa María

VISITAR BLOG

Se ha llevado a cabo por el equipo de gobierno de PSOE e IU una nueva manipulación, aunque presentada como participación. Se trata de decidir a qué localidad de la provincia va dedicada este año la feria de El puerto. La designación se hace mediante "votación popular". Este año, para no tener que cocinar los resultados, como habían hecho los años anteriores a fin de que salieran localidades "de la cuerda socialista", y asegurarse una elección a su gusto, han decidido PRESELECCIONAR a las localidades candidatas, las únicas a las que se puede votar, que son: Rota, Chiclana, San Fernando y Conil, curiosamente las 3 primeras con alcaldes socialistas y la cuarta con alcalde de IU (la palmadita al compañero de gobierno). Para esto que nombren directamente a la localidad que quieran y se dejen de vender una ficticia participación ciudadana. Pero, merece a estas alturas, a cinco meses de las elecciones, detenerse en estas nimiedades del gobierno municipal cuando ya no tienen tiempo de cumplir sus grandes promesas de campaña (remunicipalización de APEMSA, NO a los parkings, Plan de EMPLEO municipal…); o cuando han demostrado su incapacidad para la gestión del día a día (presupuesto con año de retraso, licencias atascadas, ayudas a asociaciones impagadas, incremento del coste de las contratas…). Ya, lo menos, es que se tomen una última copa, al frente del ayuntamiento, en la caseta municipal con sus amigos socialistas de Rota o San Fernando.

Mientras estas pelusas ocurren en El Puerto, estamos asistiendo a un momento histórico en Andalucía, un cambio de color político al frente de la Junta de Andalucía después de 36 años de supremacía del PSOE. Creo, como muchos, que dicho cambio, que se hacía totalmente imprescindible, tendrá un límite temporal corto, sometido el nuevo gobierno no tanto a las prioridades de Andalucía sino a los vaivenes de la política estatal. Cualquier modificación de la correlación de fuerzas a nivel del Estado tendrá un efecto directo sobre el gobierno autonómico andaluz. Igualmente, hay clara consciencia de las debilidades que presentan unos neófitos gestores, cuyo innegable entusiasmo y ganas de trabajar se enfrentan a una administración edificada por y para el PSOE.

La transparencia de la Junta siempre ha sido velada, de visillo, lo suficiente para que se vislumbrara el interior, pero exigua para poder distinguir con claridad. Nunca se ha sabido con exactitud cuántos cargos de libre designación, de asesores hay en la Junta y en su administración paralela. Ni cuántos de éstos se han “laboralizado” en los últimos años en puestos de dirección. PP y Cs tendrán la obligación de convivir y trabajar con ellos. Que les sea leve.

COMENTARIOS